Trungelliti y el esc√°ndalo de apuestas en el tenis: “Hay que sancionar a un mont√≥n de entrenadores”

Trungelliti insisti√≥ desde Nueva York y dijo que el tenis es “asquerosamente individualista” Fuente: LA NACION – Cr√©dito: Mechi Fuentes/ETQNV

Seguro, sereno, reflexivo. Y con dolores espec√≠ficos en el cuerpo, que derivaron en una l√≥gica derrota. El santiague√Īo Marco Trungelliti abandon√≥ hoy por una lesi√≥n en la espalda ante el japon√©s Kei Nishikori, cuando perd√≠a por 6-1 y 4-1 y qued√≥ eliminado en la primera etapa del Abierto de los Estados Unidos, √ļltimo Grand Slam del a√Īo. Trungelliti, de 29 a√Īos, hizo su debut en el cuadro principal del US Open proveniente de la qualy, pero dur√≥ apenas 47 minutos sobre el cemento. Y horas m√°s tarde, se refiri√≥ con elocuencia al esc√°ndalo de las apuestas en el tenis.

El argentino, 205¬ļ del ranking mundial, estaba jugando por primera vez el main draw del US Open, pero un intenso dolor no le permiti√≥ seguir compitiendo en el Grandstand de Flushing Meadows. Fue atendido por el fisioterapeuta en el segundo set, pero dos games m√°s tarde decidi√≥ no continuar. El problema f√≠sico no es nuevo para Trungelliti: acarrea una lesi√≥n en la espalda desde abril pasado. En el Masters 1000 de Montecarlo, inclusive, el argentino no se present√≥ a jugar y dio WO frente al italiano Lorenzo Sonego, en la segunda rueda de la clasificaci√≥n.

Nishikori, n√ļmero siete del mundo, gan√≥ el primer set con facilidad en tan solo 25 minutos. Despu√©s de despedirse en la primera rueda, el argentino se refiri√≥ otra vez al esc√°ndalo que envuelve al mundo de las apuestas en el tenis. En declaraciones a ESPN, Trungelliti asegur√≥: “Hay que sancionar a un mont√≥n de entrenadores que est√°n dando vueltas, y que est√°n ac√° en el torneo [en el US Open]. Todo el mundo sabe que est√°n metidos y que nadie hace nada, que los siguen tratando como si no pasara nada cuando se sabe a ciencia cierta que est√°n recontrametidos y que han estado arreglando partidos durante un mont√≥n de tiempo, lo mismo con los jugadores”.

La historia reciente de Trungelliti es conocida. En febrero pasado, en LA NACION, el santiague√Īo movi√≥ los cimientosdel tenis al confesar un intento de soborno rechazado en 2015, denunciado a la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) y que deriv√≥, entre otras cosas, en la sanci√≥n para tres argentinos involucrados en temas vinculados a los arreglos de partidos y apuestas. Tiempo despu√©s, quien fuera sparring del equipo argentino de Copa Davis que gan√≥ la Ensaladera en 2016, dijo que est√° pagando un precio muy caro por la denuncia, siendo despreciado por otros jugadores y porque el estr√©s afect√≥ su salud.

“Hasta que no se haga normal hacer un reporte como lo hice yo, va a ser imposible. Despu√©s la TIU (Unidad de Integridad en el Tenis), aunque se hayan equivocado conmigo, quiero creer que son los buenos de la pel√≠cula, necesitan recursos para hacer investigaciones y lo que tienen que hacer, y que la ITF y la ATP acepten que el problema est√°; el problema no es la gente que trabaja con nosotros, con los tour manager, que son los que est√°n cerca de los jugadores. El problema est√° all√° arriba, como siempre”, advirti√≥, con elocuencia.

Adem√°s, se descarg√≥ con un fuerte mon√≥logo: “El apoyo para m√≠ fue teniendo etapas, en la Argentina Leo Mayer sali√≥ a decir bien fuerte lo que en realidad cualquiera tendr√≠a que haber salido a decir. Despu√©s hubo gente del Consejo de Jugadores de la ATP que opinaba como los argentinos, sin conocerme, ah√≠ vino el apoyo de la TIU y luego en L’Equipe, y volvi√≥ a salir en el New York Times, as√≠ se fue esparciendo. Tambi√©n sali√≥ McEnroe a decir un par de palabras, que estuvo bueno porque es de los pocos que sali√≥ a decir las cosas como son, que las cosas est√°n mal y que hasta que no se tomen cartas en el asunto no van a mejorar. El tenis al final siempre ha sido individualista, pero ahora con estas situaciones se ve asquerosamente individualista, a cualquiera le importa un carajo lo que le pasa al otro. Y ya est√°”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!