Trungelliti campeón en Italia: un festejo esperado después de varios meses de angustia

El argentino Marco Trungelliti conquistó el Challenger de Florencia, Italia. Fuente: LA NACION

Fueron 532 d√≠as. Entre el t√≠tulo en el Challenger de Barletta, Italia, del 15 de abril de 2018, y la conquista de este domingo, sobre el polvo de ladrillo de Florencia, en un torneo de la misma categor√≠a, transcurrieron un a√Īo y cinco meses. Sin embargo, para el tenista argentino Marco Trungelliti, vencedor en ambos cert√°menes, pareci√≥ mucho m√°s tiempo. Durante ese per√≠odo, el santiague√Īo de 29 a√Īos vivi√≥, probablemente, las emociones m√°s fuertes de su vida, de un l√≠mite a otro, de la angustia y la bronca al desahogo y la calma. En febrero pasado, en LA NACION, confes√≥ la situaci√≥n por la que estaba atravesando luego de denunciar (en 2015) un intento de soborno por parte de una organizaci√≥n de partidos arreglados y apuestas, que deriv√≥ en la suspensi√≥n de tres colegas y en que algunos lo hostigaran y lo tildaran de “buch√≥n”. A partir de que se hiciera p√ļblico el contexto, hubo repercusiones de todo tipo. El estr√©s y una lesi√≥n en la espalda no le permitieron jugar con libertad en los √ļltimos tiempos. Pero, poco a poco, va recuperando las buenas sensaciones. Durante la √ļltima semana, en la Firenze Tennis Cup (46.000 euros en premios), se mostr√≥ en √≥ptimas condiciones, coron√°ndose al derrotar por 6-2 y 6-3 al portugu√©s Pedro Sousa, en 1h07m.

“Siento la alegr√≠a de volver a disfrutar”, expres√≥ Trungelliti, luego de imponerse ante un rival de mejor posici√≥n en el ranking (124¬ļ contra 205¬ļ; aunque desde este lunes, el argentino ascender√° al Top 170). La final, para Trungelliti, fue mucho m√°s c√≥moda que los tres partidos anteriores, en los que tuvo que batallar m√°s de dos horas en cada uno: 2h08m ante el egipcio Mohamed Safwat en las semifinales, 2h42m frente al espa√Īol Mario Vilella Mart√≠nez en los cuartos de final y 2h53m contra el italiano Paolo Lorenzi en la tercera ronda. “Con Pedro (Sousa) nos conocemos bien, siempre son partidos dif√≠ciles, pero creo que se lastim√≥ un poco el hombro porque no pegaba tan potente y eso me dio tranquilidad para mandar en el intercambio. Hubo un poco de viento, algo nuevo en esta semana, √©l no jug√≥ a su mejor nivel y aprovech√©”, analiz√≥ Trungelliti, que hab√≠a triunfado en cinco de las seis oportunidades en las que se hab√≠a enfrentado con el jugador de Lisboa.

Marco Trungelliti encumbrando el trofeo tras ganar el Challenger de Florencia, Italia. Fuente: LA NACION

Trungelliti est√° anotado en el Challenger de Barcelona para competir a partir de este lunes, en la Academia de S√°nchez-Casal, pero con el trofeo de Florencia y los 80 puntos para el ranking en el bolso, cancelar√° su participaci√≥n en Espa√Īa. Entiende que es momento para descansar durante unos d√≠as, realizar ejercicios f√≠sicos en Andorra (donde vive desde fines del a√Īo pasado junto con su mujer, Nadir) y luego ir a jugar clasificaciones en el ATP Tour, en Estocolmo o Mosc√ļ (ambos, desde el 14 de octubre). El t√≠tulo en Italia tiene un importante valor simb√≥lico para el argentino. De hecho, en Florencia le preguntaron si este √©xito lo tomaba como una suerte de comienzo de una nueva carrera. “Honestamente no lo s√© -dijo quien fuera uno de los sparring del equipo nacional campe√≥n de Copa Davis 2016-. Por el momento, me gustar√≠a centrarme en la salud. Me gustar√≠a sentirme bien, incluso esta semana me arriesgu√© a no jugar por el problema de la espalda, pero respond√≠ bien. Luego, durante la preparaci√≥n de invierno en Europa, intentar√© trabajar de la mejor manera posible para tener una temporada tranquila, sin lesiones”.

Tiempo de sonrisas para Marco Trungelliti: aquí, con su hermano (André) y su madre (Susana), tras coronarse campeón en Florencia.
Tiempo de sonrisas para Marco Trungelliti: aquí, con su hermano (André) y su madre (Susana), tras coronarse campeón en Florencia. Fuente: LA NACION

En Florencia, Trungelliti estuvo acompa√Īado por su mam√° (Susana), su hermano (Andr√©) y su abuela, de 90 a√Īos (Lela). Ellos mismos fueron quienes acompa√Īaron al tenista en el recordado viaje en autom√≥vil desde Barcelona a Par√≠s, cuando el jugador entr√≥ como lucky loser en Roland Garros 2018. El a√Īo pasado, la derrota en la tercera ronda de la clasificaci√≥n del Abierto de Francia lo devolvi√≥ a Barcelona, donde viv√≠a en aquel momento. A las pocas horas recibi√≥ un llamado desde la organizaci√≥n de Roland Garros porque la primera opci√≥n que hab√≠a como “perdedor afortunado”, el indio Prajnesh Gunneswaran, se hab√≠a marchado al Challenger de Vicenza. Trungelliti cambi√≥ abruptamente los planes y decidi√≥ viajar a Par√≠s, aunque el problema fue c√≥mo. La posibilidad de la v√≠a a√©rea se descart√≥ porque hab√≠a huelga de controladores a√©reos en Francia y, tambi√©n, paro de ferrocarriles. Entonces, el tenista se subi√≥ en un auto y luego de diez horas de viaje y 1000 kil√≥metros recorridos (por las redes sociales se sigui√≥, casi paso a paso, el trayecto), lleg√≥ sobre la medianoche a Par√≠s, descans√≥ pocas horas y al otro d√≠a se dirigi√≥ al club para medirse, por la 1¬™ rueda, con el australiano Bernard Tomic, a quien termin√≥ venciendo.

Este domingo, luego de ganar el t√≠tulo en Italia, Trungelliti volvi√≥ a elegir las rutas en lugar de la v√≠a a√©rea: as√≠ fue como emprendi√≥ un viaje de aproximadamente 1100 kil√≥metros rumbo a Andorra. “Me gusta viajar en coche porque me da tranquilidad”, cont√≥ Trungelliti, que pretende volver a disfrutar del tenis y ser noticia por lo que hace en los courts, aunque sin renegar de su “lucha”, en contra de los arreglos de partidos y las apuestas.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!