Trump, investigado por falsificar documentos de empleados ilegales

Los administradores del club de golf de Donald Trump en Nueva Jersey no s√≥lo emplearon a trabajadores sin papeles, sino que adem√°s les dieron permisos de residencia permanente y carn√©s de la seguridad social falsificados, seg√ļn dijo ayer An√≠bal Romero, un letrado que representa a cinco de ellos. Este abogado especializado en inmigraci√≥n ha denunciado el supuesto fraude ante las autoridades de Nueva Jersey y ha entregado los documentos falsos al FBI, que est√° ya investigando el caso.

El fraude, si se confirma, pone en evidencia las contradicciones del actual presidente de Estados Unidos, que ha prometido acabar con la inmigración ilegal pero cuya empresa ha dado trabajo a sin papeles a sabiendas de que estaba cometiendo una ilegalidad. Hoy se cumplen 10 días del cierre de la Administración norteamericana, forzado por Trump para obligar a los demócratas en el Capitolio a aprobar unos presupuestos que incluyan 5.700 millones de dólares (5.000 millones de euros) para construir un muro con México.

Acusaciones de la prensa

La Organizaci√≥n Trump ha respondido a estas acusaciones, que revelaron ¬ęThe Washington Post¬Ľ y ¬ęThe New York Times¬Ľ, con un comunicado en el que una portavoz, Amanda Miller, asegura: ¬ęTenemos decenas de miles de empleados en nuestras propiedades y aplicamos pr√°cticas de contrataci√≥n muy estrictas. Si alg√ļn empleado present√≥ documentaci√≥n falsa en un intento de eludir la ley, ser√° despedido de inmediato¬Ľ.

Sin embargo, uno de los empleados a los que representa Romero, la guatemalteca Victorina Morales, de 44 a√Īos, ha entregado al FBI la ¬ęgreencard¬Ľ (permiso de residencia y trabajo) y la tarjeta de la seguridad social que dice que le dieron en 2013 sus superiores directos en el campo de golf de Trump para ocultar que en realidad estaba en EE.UU. en situaci√≥n irregular. Entonces trabajaba limpiando habitaciones y cobraba unos 10 d√≥lares por hora. A veces el propio Trump le daba propinas de hasta 100 d√≥lares.

Otra empleada, Sandra D√≠az, costarricense de 46 a√Īos, le ha entregado al FBI n√≥minas que cobr√≥ de Trump cuando estaba en el pa√≠s de forma irregular. Seg√ļn revel√≥ esta empleada, que recientemente ha obtenido la residencia legal, en el campo de golf de Trump en el que trabajaba conoci√≥ a muchos otros sin papeles, que ahora podr√≠an sumarse tambi√©n a esta demanda.

En un primer momento, el abogado Romero, denunci√≥ el caso de sus clientes ante Robert Mueller, el fiscal especial que est√° investigando las conexiones de Trump con Rusia durante la campa√Īa de 2016. √Čste alert√≥ al FBI, que √©l mismo dirigi√≥ entre 2001 y 2013, y un agente se puso en contacto con el abogado y le pidi√≥ todos los documentos que pudiera proporcionarle.

Esta no es la primera denuncia contra Trump por emplear a inmigrantes sin papeles para puestos de escasa cualificaci√≥n y bajo salario. Ya en 1998 lleg√≥ a un acuerdo extrajudicial por haber empleado durante los a√Īos 80 a indocumentados polacos por cuatro d√≥lares a la hora para demoler el edificio sobre el que despu√©s construy√≥ su famosa torre en Nueva York. Entonces pag√≥ 1,4 millones de euros para que los demandantes retiraran la denuncia de los juzgados, ante el temor a perderla y ser condenado.

En total residen en EE.UU. 12 millones de inmigrantes sin papeles, seg√ļn estiman varias organizaciones de ayuda a los indocumentados. La gran mayor√≠a subsisten con trabajos mal pagados en la hosteler√≠a o el campo, ocupando puestos que de otro modo quedar√≠an vacantes. En contra de lo que mantiene Trump, la gran mayor√≠a de ellos lleg√≥ a EE.UU. de forma legal y se qued√≥ en el pa√≠s despu√©s de que expiraran sus visados. Bajo la presidencia de Trump el pa√≠s registra pleno empleo con una tasa de paro estructural del 3,7%.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!