Trump amenaza con cerrar la frontera «permanentemente»

Los incidentes del domingo forzaron a las autoridades estadounidenses a decretar el cierre temporal del paso fronterizo de San Ysidro, al que se dirigían los integrantes de la caravana de inmigrantes. El cierre, que duró cuatro horas, provocó el caos circulatorio en el paso fronterizo, el más transitado del continente americano. Por allí ingresan desde Tijuana a la ciudad estadounidense de San Diego 70.000 vehículos de pasajeros cada día y cerca de 20.000 personas a pie.

Muchos de ellos son personas que viven en el lado mexicano, pero que trabajan en territorio estadounidense. La llegada masiva de inmigrantes en las caravanas supone una distorsión para una zona de frontera cuya economía depende de su permeabilidad. Sobre todo, tras las agresivas declaraciones de ayer del presidente de EE.UU. Tras las imágenes de inmigrantes tratando de asaltar la frontera, Donald Trump insistió en que «no entrarán en EE.UU.» y que cerrará la frontera «permanentemente si es necesario». El presidente añadió que México debe devolver a los inmigrantes a sus países «por avión, autobús o como quieran» y aseguró que muchos integrantes de la caravana son «absolutos criminales».

El mismo día que se produjeron los incidentes en el lado mexicano de la frontera, las autoridades detuvieron a 69 inmigrantes que consiguieron cruzar a EE.UU. de forma ilegal, aunque no estaban relacionados con la caravana, según explicó el comisionado de Aduanas y Protección de Frontera, Kevin McAleenan. Ahora se enfrentarán a un proceso de deportación.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!