Trudeau se niega a renunciar por las acusaciones de presunta obstrucción a la justicia

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, rechazó los pedidos de renuncia por un escándalo que está afectando a su gobierno, diciendo que él y su personal siempre actuaron adecuadamente y que los canadienses expresarán su opinión sobre el asunto en las elecciones federales de octubre.

Sus comentarios se produjeron después de que el exministro de Justicia de Canadá y la procuradora general, Jody Wilson-Raybould describieran un esfuerzo constante, sostenido e inapropiado por parte de altos funcionarios cercanos al primer ministro que intentaban disuadirla de procesar a una compañía de ingeniería canadiense acusada de soborno.

En un testimonio desgarrador ante el comité de justicia el miércoles, Wilson-Raybould dijo que la presión sobre ella incluía «amenazas encubiertas» si no aceptaba.

«Experimenté un esfuerzo constante y sostenido por parte de muchas personas dentro del Gobierno para tratar de interferir políticamente en el ejercicio de la discreción fiscal en mi papel de fiscal general de Canadá en un esfuerzo inapropiado», dijo en su declaración de apertura.

A principios de febrero, el Globe and Mail informó que asesores cercanos al primer ministro habían presionado a Wilson-Raybould para que abandonara sus planes de enjuiciar a la empresa de ingeniería con sede en Quebec SNC Lavalin por acusaciones de fraude y soborno. En su lugar, solicitaron que ella buscara un «acuerdo de procesamiento diferido», que permitiera a la compañía pagar una multa.

Wilson-Raybould dijo que estaba bajo «acoso» por parte de miembros del Gobierno. Según las notas contemporáneas tomadas después de cada interacción, Wilson-Raybould recordó 10 llamadas telefónicas y 10 reuniones relacionadas con el caso.

«¿Está usted interfiriendo políticamente con mi papel como fiscal general? Recomendaría encarecidamente que no lo hiciera», recordó Wilson-Raybould al primer ministro. «No, no, no, solo necesitamos encontrar una solución», dijo ella, recordando la respuesta del primer ministro.

El gobierno de Trudeau ha estado a la defensiva desde que el periódico Globe and Mail informó el 7 de febrero que Trudeau o su personal la presionaron para tratar de evitar un procesamiento penal de SNC-Lavalin por las denuncias de corrupción relacionadas con contratos gubernamentales en Libia.

La ministra, que asumió el cargo en enero tras encabezar la cartera de Justicia desde noviembre de 2015, ha estado en los últimos días en el centro de un escándalo por las informaciones del diario ‘Globe and Mail’ sobre los intentos de Trudeau de evitar la apertura de un caso contra una empresa canadiense en relación con una serie de contratos en Libia.

Cameron Ahmad, portavoz de la oficina del primer ministro, ha confirmado que la dimisión de Wilson-Raybould ha sido aceptada y que el ministro de Defensa, Harjit Sajjan, ocupará el cargo de forma interina, según la cadena de televisión local CBC. La dimisión de la ministra ha tenido lugar además un día después de que el comisario de Ética anunciara que había pedido abrir una investigación sobre las acciones de Trudeau en este caso.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!