Tres semanas después, los independentistas presos acaban su «huelga de hambre»

A falta de pocos días para cumplir tres semanas sin comer, los dirigentes encarcelados en Lledoners por su implicación en el referéndum ilegal del 1-O han puesto fin a su mediática «huelga de hambre». El objetivo de Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn era presionar al Constitucional, sin embargo, han acabado su ayuno después de que ayer todos los expresidente catalanes hicieran un llamamiento en este sentido.

«Esta huelga de hambre ha despertado al Tribunal Constitucional», ha señalado la portavoz de los presos en ayunas, la periodista Pilar Calvo, quien ha asegurado que su acción ha tenido un «gran» impacto global. «El TC ya ha puesto calendario a los recursos de ampara interpuestos», han señalado los presos en un comunicado difundido este mediodía. Asimismo, los presos han asegurado que la «huelga de hambre» los ha fortalecido como personas.

Los presos han vendido como un éxito su ayuno y han señalado que la aceptación de sus recursos les abre las puertas a la Justicia europea. Asimismo, han aprovechado su texto para pedir al activismo independentista que protagonice movilizaciones «pacíficas» este viernes, cuando se celebrará el Consejo de Ministros de Barcelona. «Hoy es un dia feliz para el independentismo», ha añadido la portavoz de los presos.

Pérdida de peso

Según han explicado este jueves los portavoces de los dirigentes en huelga de hambre, estos iniciaran ahora un lento proceso médico para volver a la «alimentación normal». Por otra parte, han señalado que los líderes encarcelados han perdido entre un 10 y un 11% de su «peso corporal» durante el ayuno. Asimismo, han señalado que «descartan en absoluto» iniciar otra acción política «extrema» como la huelga de los últimos días.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!