Tres cómplices para desaparecer un cuerpo

√Črica Soriano Fuente: Archivo

A nueve a√Īos del homicidio de √Črica Soriano, la investigaci√≥n sigue abierta. A pesar de que Daniel Lagostena fue condenado a 22 a√Īos de prisi√≥n por el asesinato de su pareja, embarazada de dos meses, la Justicia sospecha que el imputado cont√≥ con la ayuda de, al menos, tres c√≥mplices.

“Lagostena no actu√≥ solo. Tuvo la colaboraci√≥n de tres c√≥mplices. Se trata de gente que se desempe√Īa en el ambiente de las empresas funerarias y que, en el momento del asesinato de √Črica, ten√≠a libre acceso al crematorio del cementerio de Lan√ļs”, explic√≥ uno de los investigadores, que solicit√≥ mantener su nombre en reserva.

√Črica Soriano ten√≠a 25 a√Īos cuando desapareci√≥ el 21 de agosto de 2010. Se sabe que lleg√≥ a la casa de Coronel Santiago al 1400, en Lan√ļs, donde viv√≠a con Lagostena, pero no sali√≥ con vida. Nadie vio a la joven embarazada fuera de esa vivienda despu√©s de esa noche, cuando regres√≥ a la casa luego de concurrir a una consulta con el ginec√≥logo en el sanatorio Mater Dei. √Črica no fue sola al m√©dico. La acompa√Īaba Lagostena, quien nunca se despegaba de ella.

Seg√ļn los testigos que declararon en el juicio oral y durante la etapa del sumario, Lagostena estaba obsesionado con √Črica. Al menos dos testigos afirmaron que Lagostena les dijo que desconfiaba de √Črica y que si descubr√≠a que era infiel, la matar√≠a. “En una oportunidad, Lagostena me coment√≥ que no confiaba en √Črica y que si llegaba a enterarse de alg√ļn enga√Īo amoroso la matar√≠a”, expres√≥ el testigo Alberto Iuliano, pareja de una de las hermanas de la v√≠ctima.

Hubo otro integrante del entorno de √Črica que escuch√≥ a Lagostena decir algo similar. “Daniel me pregunt√≥ si pod√≠a hablarme sobre problemas de pareja con √Črica; le dije que si lo pod√≠a ayudar en algo que me cuente. Entonces, Daniel me cont√≥ que estaba haciendo terapia de pareja por problemas de celos que ten√≠a y pensaba que √Črica le escond√≠a cosas y lo enga√Īaba. Tambi√©n dijo que si √Črica le era infiel la mataba”, declar√≥ el testigo.

Dos meses despu√©s de esos dichos, seg√ļn la Justicia, Lagostena cumpli√≥ lo que les hab√≠a anticipado a los dos testigos y mat√≥ a √Črica en la casa en la que viv√≠an.

Durante el juicio oral que se desarroll√≥ en los tribunales de Lomas de Zamora, varios testigos abonaron la presunci√≥n de que Lagostena habr√≠a matado a su mujer en la casa y, luego de eso, habr√≠a utilizado sus v√≠nculos con una funeraria de Lan√ļs para hacer desaparecer el cad√°ver. Por tal motivo, la investigaci√≥n sigue abierta para tratar de encontrar a los c√≥mplices de Lagostena. Esta hip√≥tesis hab√≠a quedado expuesta en el expediente a partir de una resoluci√≥n del juez de Garant√≠as de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, dictada en abril de 2016.

“La vida de √Črica y su embarazo se habr√≠an extinguido cuando estaban en la vivienda que compart√≠a con su pareja. Existen indicios que abonan la presunci√≥n de que Lagostena habr√≠a sido el responsable, pero, a su vez, habr√≠a recibido la colaboraci√≥n por parte de su entorno familiar y las relaciones con el rubro funerario”, expres√≥ el magistrado al dictar la prisi√≥n preventiva del imputado,

Para los investigadores, la noche del crimen hab√≠a alguien m√°s en la casa de Coronel Santiago al 1400. Se trat√≥ de un hombre que, a las 22.01, llam√≥ desde el tel√©fono de l√≠nea de esa vivienda para pedir una pizza. Se acredit√≥ en la investigaci√≥n que los autores de esa comunicaci√≥n no fueron √Črica ni Lagostena. A esa hora, seg√ļn el an√°lisis de las antenas de telefon√≠a celular, la pareja estaba en la Capital Federal.

Lagostena apareci√≥ en el radar de los investigadores desde el momento en que se inici√≥ la b√ļsqueda de √Črica. Tal sospecha se fund√≥ en la demora en hacer la denuncia por la averiguaci√≥n de paradero de su mujer; en la conflictiva relaci√≥n que llevaba con √Črica, a partir de los celos, y en que la v√≠ctima hab√≠a comenzado a buscar una vivienda para alquilar en Villa Martelli, cerca de su familia.

Otro detalle que llam√≥ la atenci√≥n de los investigadores fue que Lagostena cambi√≥ sus costumbres despu√©s de la desaparici√≥n de √Črica. El hombre que le controlaba los mails a su mujer, que la celaba, que le revisaba el tel√©fono, dej√≥ de preocuparse por ella. El d√≠a que √Črica desapareci√≥ tard√≥ m√°s de 16 horas en hacer la denuncia. Tampoco la llam√≥ para establecer si, al menos, hab√≠a llegado a la casa de su madre, luego de la discusi√≥n que habr√≠an mantenido cuando llegaron de la consulta con el ginec√≥logo.

En 2012, el juez Vitale hizo lugar al pedido del fiscal Loureyro y orden√≥ la detenci√≥n de Lagostena. Despu√©s de la Navidad de ese a√Īo, la C√°mara de Apelaciones y Garant√≠as de Lomas de Zamora declar√≥ la nulidad de la indagatoria del imputado y orden√≥ la liberaci√≥n de Lagostena.

Desde ese d√≠a, el representante del Ministerio P√ļblico decidi√≥ comenzar una nueva investigaci√≥n y le encarg√≥ al comisario mayor de la polic√≠a bonaerense, Julio Di Marco, los cruces de todos los llamados telef√≥nicos y el an√°lisis de los posicionamientos de los celulares de la v√≠ctima, de Lagostena y de su familia.

Despu√©s de cuatro a√Īos de trabajo, el fiscal le pidi√≥ al juez Vitale la captura de Lagostena. En esta oportunidad, la C√°mara de Apelaciones confirm√≥ la prisi√≥n preventiva dictada por el juez de Garant√≠as y Lagostena lleg√≥ preso al juicio oral. Durante el debate qued√≥ al descubierto un elemento que corrobor√≥ la hip√≥tesis que indicaba que Lagostena cont√≥ con la colaboraci√≥n de su entorno familiar. El padre del imputado ten√≠a una casa velatoria en Lan√ļs. Despu√©s del fallecimiento de ese hombre, la familia le alquil√≥ el fondo de comercio a Leonardo De Simone.

En la misma √©poca del homicidio de √Črica, la familia de Lagostena le vendi√≥ a De Simone la casa en la que funcionaba la funeraria. Cuando el nuevo due√Īo fue llamado a declarar en el juicio oral present√≥ como prueba de la operaci√≥n un boleto de compraventa. No hab√≠a declaratoria de herederos, ni escritura que indicara el origen del dinero con el que De Simone adquiri√≥ la propiedad. Aunque De Simone nunca fue acusado en el caso, los investigadores sospechan que la familia de Lagostena le habr√≠a entregado la casa al comerciante como supuesta compensaci√≥n por el “servicio prestado” al acusado.

Los medios que ten√≠a De Simone para acceder al crematorio del cementerio de Lan√ļs quedaron expuestos por la declaraci√≥n de un testigo. “Leo me coment√≥ que √©l ten√≠a acceso al crematorio y al cementerio de Lan√ļs. Es decir que pod√≠a acceder de noche y hacer lo que quisiera en ese lugar”, expres√≥ un testigo que declar√≥ en el expediente del caso Soriano. Esta prueba fue incorporada al sumario que se inici√≥ especialmente para investigar las supuestas irregularidades en el cementerio de Lan√ļs, ocurridas en la √©poca del homicidio de √Črica.

En el juicio oral, los fiscales Marina Rocovich y Loureyro, y el abogado Marcelo Mazzeo, quien represent√≥ a la familia de la v√≠ctima, hab√≠an solicitado que Lagostena fuese condenado a 25 a√Īos de prisi√≥n por asesinar a √Črica, en el contexto de violencia de g√©nero, y causar el aborto al interrumpir el embarazo de dos meses.

“Te lo voy a resumir, ¬Ņsab√©s como me siento? Me endulz√°s con las cosas m√°s ricas y despu√©s me das un vaso de √°cido muri√°tico para bajarlo”, le escribi√≥ √Črica a su pareja. Despu√©s de eso, seg√ļn la Justicia, Lagostena la mat√≥ e hizo desaparecer el cuerpo.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!