tres cinturones mundiales, dos europeos y diez nacionales se pondrán en juego en Galapagar

Á. G. C.

Con la llegada del nuevo siglo, los deportes de contacto han ido creciendo progresivamente en España. Las artes marciales mixtas, el boxeo, el muay thai o el kickboxing se han ido haciendo un hueco en los gimnasios del territorio nacional y, ciertos promotores aventurados, han creado diferentes eventos para lograr un mayor desarrollo de estas disciplinas.

Con la llegada del penúltimo mes del año, ya es tradición que se promueva la velada de deportes de contacto de la marca Invencibles, que este año llega a su novena edición y que se celebrará en la localidad madrileña de Galapagar tras haber cerrado ya un acuerdo. Durante la noche del sábado 30 de noviembre se pondrán en juego cinco títulos internacionales (tres mundiales y dos europeos) y diez cinturones nacionales, repartidos en las modalidades de muay thai y K1.

En este sentido, la velada promovida por la WKA/FIMT, es la que más cinturones pone en liza en el mismo evento. Tras haber estudiado diferentes localizaciones, finalmente se han decantado por el Pabellón Municipal de Galapagar, debido a las facilidades dadas desde las instituciones de esta localidad. «Gracias a la concejala de Juventud, Comunicación y Transparencia del Grupo Ciudadanos Mercedes Nuño Masip ha sido posible concertar el pabellón. Seguro que la localidad se va a volcar para que vuelva a ser un éxito», explica Antonio Ricobaldi, Director de Comunicación y de Relaciones Institucionales de la organización que organiza Invencibles. «Sí, gracias a la concejala se ha podido gestionar la realización de este evento. Desde la WKA/FIMT le estamos muy agradecidos por volcarse tanto con el deporte», completa su presidente Luis Ochoa.

Entre las peleas a seguir, destacan los dos grandes triunfadores de la pasada edición de Invencibles, Jonathan Fabián y Juan Martos, que tendrán que defender su título mundial en Galapagar. Además, pase lo que pase, sus batallas les servirán para llegar con rodaje a sus compromiso al otro lado del charco, concretamente en febrero de 2020 en Puebla (México).

Se espera que el pabellón galapagueño acoja a más de 1.500 personas y que esa noche noche de noviembre se pueda catalogar de éxito deportivo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!