¬ęTrata de arrancarlo¬Ľ, 20 a√Īos del episodio m√°s dram√°tico de Carlos Sainz

Pocas im√°genes m√°s descorazonadoras en el mundo del deporte que aquella de Carlos Sainz y Luis Moya abatidos a 500 metros de la meta en el Rally de Inglaterra de 1998. Al piloto espa√Īol le val√≠a con cruzar la meta para proclamarse campe√≥n del mundo por tercera vez, pero su Toyota Corolla dijo basta cuando ya saboreaba la gloria. Una fatalidad hist√≥rica de la que se cumplen ahora 20 a√Īos.

¬ę¬°Trata de arrancarlo! ¬°Trata de arrancarlo, Carlos! ¬°Trata de arrancarlo! ¬°Trata de arrancarlo, por dios!¬Ľ. Los gritos desesperados de Luis Moya, copiloto de Sainz, mientras rociaba con un extintor el coraz√≥n del autom√≥vil.

A Sainz, dos veces campe√≥n del Mundo, le bastaba con cruzar la l√≠nea de meta sin arriesgar. De hecho, esa √ļltima jornada, que empez√≥ cuarto, hab√≠a conducido con precauci√≥n, cuidando al m√°ximo los errores para llegar sin problemas al final.

De hecho, fue en el √ļltimo tramo, con la meta en el horizonte,

cuando empez√≥ la pesadilla. ¬ęCuando se detuvo el coche, a 500 metros del final, me pellizcaba y me dec√≠a ‘Luis, despiertate’. Ha sido realmente terrible¬Ľ, afirmaba con la voz entrecortada el copiloto de Sainz.

√Čl fue el primero en darse cuenta y el primero en salir del coche para tratar de poner remedio a la aver√≠a. Apag√≥ el fuego que se hab√≠a producido debajo del cap√≥ e inst√≥ a Sainz a intentar poner en marcha el coche. El madrile√Īo, abatido porque sab√≠a que hab√≠a perdido el t√≠tulo, lo intent√≥ en vano. ¬ęNo hay manera m√°s cruel de perder un t√≠tulo. Lo √ļnico que quer√≠a pensar es que no era verdad, que no pod√≠a estar sucendiendo algo tran cruel y terrible¬Ľ, reconoc√≠a entonces.

Su imagen, vagando alrededor del coche tratando de entender lo que estaba ocurriendo dio la vuelta al mundo. Fue tal la desesperaci√≥n de la pareja espa√Īola, que Moya termin√≥ quit√°ndose el casco y arroj√°ndolo a la ventana del Corolla.

Tommy Makkinen, su rival por el t√≠tulo, que estaba ya en el hotel recogiendo sus cosas para viajar a su pa√≠s tras un abandono prematuro, no pensaba que el destino le fuera a regalar un nuevo t√≠tulo. Mientras hac√≠a una entrevista, el finland√©s recib√≠a una llamada de su hermano para decirle que era campe√≥n por la aver√≠a de Carlos. ¬ęNo pod√≠a creerlo. Tuve mala suerte al principio del rally y Sainz la ha tenido al final. Esto demuestra que el deporte es duro para todo el mundo¬Ľ, se√Īalaba feliz.

Sainz no volvi√≥ a ganar nunca un Mundial de Rallys. Sigui√≥ en activo seis a√Īos m√°s, solo uno de ellos en Toyota, y solo pudo acabar tercero de la clasificaci√≥n en tres ocasiones. Lejos de la gloria que tuvo tan cerca. De todas formas, el campe√≥n madrile√Īo sigui√≥ pilotando lejos del Mundial. Se pas√≥ al Dakar, prueba que gan√≥ en dos ocasiones en 2010 y en 2018. Adem√°s, en su palmar√©s figura un Mundial de Cross-Country en 2007.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!