Tras la renuncia del gobernador, la tensión no cede en Puerto Rico por las críticas a su sucesora

Los cantantes Residente (izquierda) y Bad Bunny (centro) encabezaron, ayer, una marcha en San Juan de Puerto Rico Fuente: AFP РCrédito: Eric Rojas

Rossell√≥ ser√° reemplazado por su secretaria de Justicia, pero los manifestantes advierten que no quieren “a nadie del pasado”

WASHINGTON.- Acorralado tras doce días de incesantes y multitudinarias protestas, Ricardo Rosselló renunció a la gobernación de Puerto Rico, poniendo fin a una agonía política provocada por el escándalo que desató la filtración de mensajes privados con funcionarios de su gobierno con frases homofóbicas, misóginas y racistas, y evidencias de corrupción, conocido como Telegramgate.

Con las calles de San Juan inundadas de gente, Rosselló, afeitado, apareció ante las cámaras al filo de la medianoche y aceptó el final de su carrera política.

“Luego de escuchar el reclamo, hablar con mi familia, pensar en mis hijos y en oraci√≥n, he tomado la siguiente decisi√≥n. Con desprendimiento, hoy [por ayer] les anuncio que estar√© renunciando al puesto del gobernador, efectivo el 2 de agosto, a las 5 de la tarde”, anunci√≥ el gobernador.

“¬°Ricky, pu√Īeta, el pueblo se respeta!”, tronaba la multitud.

Miles de personas celebraron la salida del pol√©mico mandatario, cuyo gobierno ya estaba desprestigiado por denuncias de corrupci√≥n y un esc√°ndalo similar que hab√≠a estallado apenas un a√Īo antes. Los chats de Rossell√≥ con sus funcionarios que provocaron la crisis pol√≠tica actual y su ca√≠da fueron develados por una investigaci√≥n del Centro de Periodismo Investigativo.

Rosselló será sucedido por la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, que enfrenta el enorme desafío de ganar las calles del país y desactivar las protestas, una tarea que, ayer, parecía lejos de ser sencilla: en medio de las celebraciones por la renuncia de Rosselló, comenzaba a despuntar ya una visible oposición a Vázquez.

“La misma gente que est√° en el gobierno y que forma parte del mismo circuito de Ricardo Rossell√≥ tambi√©n se tiene que ir”, dijo a la multitud el rapero Ren√© P√©rez Joglar, Residente, uno de los artistas devenidos en l√≠deres de las protestas, entre quienes tambi√©n est√°n Ricky Martin, Luis Fonsi y Marc Anthony.

“No queremos a nadie del pasado, queremos gente nueva”, areng√≥. Emocionado, Residente dijo en medio de los festejos que era el momento m√°s feliz de su vida despu√©s del nacimiento de su hijo. “He estado esperando este momento desde que era un chico peque√Īo con mi padre”, dijo a la cadena CBS.

Las calles de San Juan fueron una fiesta hasta altas horas de la madrugada. La gente escuchó el mensaje de Rosselló en silencio. Durante todo el día hubo rumores acerca de su renuncia. El gobernador ya había dicho que no buscaría su reelección. Cuando finalmente anunció su salida, el silencio fue desterrado por un grito. Las imágenes mostraron a personas bailando, saltando, gritando o besándose. Pero luego de esa primera reacción, hubo manifestantes que, lejos de ver en la renuncia de Rosselló el fin de las protestas, sintieron que se trataba solo de una escala más hacia un objetivo mayor, una renovación política más profunda.

“Estoy muy, muy, muy, muy contenta, pero s√© que tenemos que quedarnos aqu√≠ gritando”, dijo a la agencia Reuters Julie Rivera, de 21 a√Īos, que planeaba volver tras el amanecer a una nueva protesta contra la mujer que suceder√° a Rossell√≥. A su juicio, V√°zquez, una exfiscal de 59 a√Īos, es demasiado cercana al gobernador saliente.

La crisis política que terminó por llevarse puesto a Rosselló comenzó cuando el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) publicó 889 páginas de mensajes entre Rosselló y 11 funcionarios de su gobierno a través de la aplicación Telegram. La filtración ocurrió pocos días después de que el FBI arrestó a dos exfuncionarios de Rosselló como parte de una investigación federal de corrupción relacionada con programas de salud y educación.

Los mensajes fueron enviados entre finales de 2018 y el 20 de enero de este a√Īo. El gobernador y sus allegados utilizaron un lenguaje mis√≥gino, machista, vulgar y racista para discutir sobre cuestiones pol√≠ticas, opositores, periodistas y activistas. Pero, seg√ļn el CPI, los intercambios tambi√©n mostraron “la fijaci√≥n y manipulaci√≥n de sondeos pol√≠ticos para adelantar la imagen p√ļblica del gobernador y su administraci√≥n”, y el saqueo de fondos p√ļblicos “por medio de venta de influencias, contrataciones y obtenci√≥n de beneficios”.

Rossell√≥ ya hab√≠a perdido popularidad por la respuesta del gobierno al desastre provocado por el hurac√°n Mar√≠a, durante el a√Īo anterior, el peor desastre natural en la historia de la isla, que provoc√≥ unas 4600 muertes, seg√ļn un estudio de la Universidad Harvard. El gobierno de Puerto Rico nunca reconoci√≥ de manera oficial esa cifra. El mal manejo de la crisis agrav√≥ el impacto del desastre. El gobierno de Rossell√≥ lleg√≥ a registrar m√°s de 50 renuncias hacia el final de su breve mandato.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!