Tras la muerte de dos presas reclaman “ni una menos en las c√°rceles” de C√≥rdoba

Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer

C√ďRDOBA. “Ni una menos en las c√°rceles” es el reclamo que familiares de mujeres presas en la c√°rcel de Bouwer e integrantes de organizaciones de derechos humanos hicieron en la puerta de los Tribunales de C√≥rdoba por las muertes de las reclusas Elsa Medina, de 62 a√Īos, el 2 de febrero, y por el supuesto suicidio de Janet L√≥pez, de 30 a√Īos, el viernes a la noche, en una celda de castigo. Tambi√©n protestaron por las condiciones en que viven las detenidas. La directora del Penal de Mujeres, Marisa Al√©, rechaz√≥ los cuestionamientos y defendi√≥ la actuaci√≥n del Servicio Penitenciario provincial; horas despu√©s fue desplazada del cargo.

En paralelo a este reclamo hay trascendidos de la posible remoción de Juan Bouvier, jefe del Servicio Penitenciario de Córdoba, porque a las muertes de las mujeres se sumaron el robo de un auto del estacionamiento de la cárcel y el caso de un preso que sacó una faca de seis centímetros delante del camarista que lo interrogaba en un juicio.

Diana Medina, hija de Elsa, cont√≥ a LA NACI√ďN que su madre estuvo un mes “con v√≥mitos y dolores abdominales. Dijo: “Ella ped√≠a que la llevaran a una asistencia m√©dica; yo tramit√© oficios en Tribunales, pero s√≥lo la trasladaron la noche anterior a que sufriera un paro card√≠aco”. Medina mostr√≥ a este diario la copia de los tr√°mites realizados. “La llevaban a la enfermer√≠a, le daban Ibuprofeno y Reliveran como para que se dejara de molestar. Mi hermana tambi√©n est√° detenida y me repet√≠a lo mismo”. Seg√ļn la familia, Elsa -que padec√≠a una diabetes que se inici√≥ en prisi√≥n- baj√≥ 10 kilos en un mes.

Antes de ser removida de la direcci√≥n de la c√°rcel de mujeres, Al√© se√Īal√≥ a LA NACI√ďN: “Si la mujer no hubiera estado atendida como corresponde, la primera en ser imputada ser√≠a yo. Hicimos todo lo que correspond√≠a. La noche anterior fue llevada en comisi√≥n al hospital Misericordia, donde estuvo unas horas Al regresar se volvi√≥ a sentir mal y muri√≥. La atenci√≥n m√©dica es buena; no lo digo yo, lo comprueban los controles que se hacen desde los juzgados y que constan en los libros de registro. Salud, educaci√≥n y calidad de comida, son buenos”.

La evaluaci√≥n de los familiares no coincide con la de la oficial. Medina pidi√≥ a la Justicia federal que investigue lo que considera “falta de atenci√≥n” a su madre -que estaba presa por comercializaci√≥n de estupefacientes-, pero el magistrado en turno en ese fuero se declar√≥ incompetente. Ella apelar√° la decisi√≥n. “Las condiciones de detenci√≥n son p√©simas; hay mugre, cucarachas y malos tratos a las detenidas y a sus visitantes”, describi√≥.

Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer

La directora del penal, tambi√©n neg√≥ que el viernes, despu√©s que se conociera la muerte de L√≥pez, se hubiera registrado un mot√≠n; afirm√≥ que “hubo nerviosismo entre las presas, nada m√°s. Fue producto de la situaci√≥n que se conoci√≥”.

Juan Domingo Gazit√ļa, abogado del padre de L√≥pez, denunci√≥ al titular del Servicio Penitenciario por incumplimiento de los deberes de funcionario p√ļblico. La joven, madre de una ni√Īa de ocho a√Īos, estaba detenida desde el 28 de diciembre por hurto. Estaba a disposici√≥n de la Fiscal√≠a de Villa Mar√≠a. “Esperaba el proceso; no estaba deprimida. A su pap√° le avisaron de su muerte a las 9 de la ma√Īana del s√°bado. Estaba en una celda de castigo de un metro por un metro despu√©s de haber tenido una discusi√≥n con agentes; dicen que se ahorc√≥ con la remera. Queremos que se investigue”.

Al√© afirm√≥ que se le avis√≥ del suicidio a la madre de la joven -que tambi√©n est√° presa- y que “ella no ten√≠a el tel√©fono del padre de la chica; llam√≥ a un abogado pero no se pudo comunicar”. Y ampli√≥: “Nos llev√≥ un tiempo prudencial hacer los tr√°mites, por eso la notificaci√≥n al d√≠a siguiente”.

Para el abogado de L√≥pez la muerte de estas mujeres es “la gota que colma el vaso; hay muchas cosas que no salen a la luz, pero en la c√°rcel hay drogas, hay armas… No se investiga qui√©n las ingresa. Lleg√≥ el momento de empezar a actuar para prevenir males mayores”. A su entender, la “pol√≠tica carcelaria es de terror”.

Seg√ļn datos oficiales, en el √°rea de mujeres de Bouwer hay 373 detenidas y la capacidad es para 432. En abril pasado, la legisladora provincial Liliana Montero pidi√≥ un informe detallado sobre la c√°rcel de Bouwer: poblaci√≥n por m√≥dulo, espacios comunes, r√©gimen disciplinario, programas en marcha; cantidad de trabajadores, capacitaci√≥n e incorporaciones. No obtuvo respuesta oficial por escrito.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!