Tras 39 años en prisión por crímenes que no cometió, recibirá una indemnización de 18,5 millones de euros

En noviembre de 2017, Jerry Brown, gobernador de California, indultó a Craig Richard Coley, de 70 años, tras pasar 39 de ellos en la cárcel por dos asesinatos que las autoridades, posteriormente, concluyeron que no cometió.

Coley, que siempre defendió su inocencia, cumplía cadena perpetua por los asesinatos en 1978 de su exnovia Rhonda Wicht, de 24 años, y del hijo de esta, Donald, de cuatro años, en Simi Valley (California). Ambos fueron asfixiados hasta su muerte.

Policía y Fiscalía reabrieron el caso en 2016 después de que un agente retirado sembrase dudas sobre la culpabilidad de Coley. Aunque muchas de las evidencias fueron destruidas después de que agotara sus recursos, las autoridades pudieron realizar unas pruebas de ADN que no coincidieron con su perfil.

Además, la investigación pudo aclarar alguna de las erróneas versiones que inculparon a Coley. Por ejemplo, una vecina de Rhonda Wicht aseguró ver a un hombre y un vehículo, que se relacionaron con Coley, la mañana de los asesinatos.

39 años después, los investigadores regresaron al apartamento de la vecina para mirar por la ventana, concluyendo que no había manera alguna de que ella pudiera haber visto desde su ventana a alguien estacionado con su coche.

Finalmente, la ciudad de Simi Valley ha acordado indemnizar con 21 millones de dólares (unos 18,5 millones de euros) a Craig Coley para «mitigar los largos, costosos e innecesarios procedimientos legales».

«Ninguna cantidad de dinero puede compensar lo que le sucedió al Sr. Coley, pero resolver este caso es lo correcto para él y nuestra comunidad», ha afirmado Eric Levitt, alcalde de la ciudad.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!