Todo por una foto

Pura escenificaci贸n. 驴Reuni贸n, cumbre o minicumbre? 驴Flores rojas o flores amarillas? Lo que sea que se celebr贸 ayer en Barcelona entre Pedro S谩nchez y Quim Torra y otros miembros de sus respectivos gabinetes se ha perdido en un cuerpo a cuerpo plagado de poses en el que la foto era lo verdaderamente importante. Nada es casual.

Ninguna de las partes ha logrado imponer sus intereses, pero el resultado final se parece mucho a lo que demandaba la Generalitat. Aunque cada uno defender谩 su relato. Desde un principio en Moncloa se defendi贸 que el 煤nico planteamiento con el que trabajaban era el 鈥渕odus operandi鈥 de Andaluc铆a. Es decir, que al igual que sucedi贸 cuando el Consejo de Ministros se reuni贸 en Sevilla, el presidente del Gobierno se reunir铆a por el presidente auton贸mico. Pero se termin贸 por ceder.

Pero esa reuni贸n que S谩nchez mantuvo en octubre con Susana D铆az era poca cosa para Torra. Fue entonces cuando se demand贸 por parte de la Generalitat que la reuni贸n se desarrollase en un formato que agrupase a los dos gobiernos. La posibilidad fue rechazada desde el primer momento por Moncloa. Pero poco poco se fue abriendo la posibilidad de una f贸rmula intermedia. Una minicumbre que reuniese a dos o tres figuras de cada gabinete. Aunque Moncloa tambi茅n rechazaba ese t茅rmino.

El problema siempre fue el encaje de S谩nchez en esa foto, ya que el presidente solo deseaba encontrarse con Torra. Todo el debate se resum铆a en el protocolo. En la foto. Por eso en la v铆spera de la reuni贸n las agendas de ambos Gobiernos brillaron por su ausencia. En la del Gobierno solo figuraba que S谩nchez viajaba a Catalu帽a. Nada sobre ninguna reuni贸n que ya hab铆a sido confirmada pero no de forma oficial. Porque no se sab铆a que poner. Pocas horas antes de la reuni贸n la Generalitat vend铆a el evento como una 鈥渃umbre entre gobiernos鈥. R谩pidamente Moncloa enviaba su convocatoria en la que insist铆a en que ser铆an dos reuniones por separado y 鈥渆n paralelo鈥

Al final, todo en un t茅rmino medio. Para no molestar. Y que todos pudiesen vender su relato. Reuni贸n S谩nchez-Torra y a su vez otra reuni贸n entre Calvo-Batet y Aragon猫s-Artadi. Y al final la anhelada foto de los seis que quer铆a la Generalitat. 驴Reuni贸n pero no cumbre? 驴Cumbre con dos reuniones? Ese es el nivel del debate. Y todo como un artificio para disimular por ambas partes. Torra quiere disimular que acepta al Gobierno de S谩nchez como interlocutor. Y el Gobierno de Espa帽a quiere disimular que, de facto, su relaci贸n con la Generalitat es en una clave bilateral y en t茅rminos muy diferentes respecto a otras autonom铆as.

Todo por una foto. Porque los asuntos que Carmen Calvo y Meritxell Batet tengan que tratar con Pere Aragon猫s y Elsa Artadi, como los 112 millones en contratos para carreteras en Catalu帽a que el Gobierno va a aprobar hoy, los pueden abordar en cualquiera de los habituales contactos, tanto presenciales como telem谩ticos, que los cuatro mantienen habitualmente.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!