«Todas las opciones están sobre la mesa»

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha ofrecido a reunirse con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, tan solo un día después de unas controvertidas declaraciones en las que consideró que el Gobierno podría ser derrotado con facilidad por el Ejército.

Preguntado sobre Venezuela a su llegada a la sede de la ONU, donde presidirá una reunión con Consejo de Seguridad, Trump ha dicho que lo único que quiere es que el país se enderece y que «la gente esté a salvo». «Vamos a cuidar a la gente de Venezuela», ha señalado.

El presidente ha insistido en que la situación que atraviesa el país «es una desgracia» y se ha ofrecido a reunirse con Maduro, quien debería intervenir este miércoles ante la Asamblea General de la ONU.

«Creo que está aquí, si se quiere reunir», ha dicho Trump, encogiéndose de hombros, para a renglón seguido dejar claro que: «no estaba en mi mente, no estaba en mis planes». «Pero si puedo ayudar a la gente para eso estoy aquí», ha zanjado.

Trump ya se refirió ayer en su intervención ante la Asamblea General de la ONU, refiriéndose a la «tragedia humana« que atraviesa ante el éxodo masivo de venezolanos que han abandonado su país huyendo de la crisis política y económica.

«No hace mucho tiempo Venezuela era uno de los países más ricos de la tierra. Hoy, el socialismo ha llevado a la bancarrota al país rico en petróleo y empujado a su población a una pobreza abyecta», lamentó. Asimismo, abogó por «restaurar la democracia» en el país y puso en valor las nuevas sanciones adoptadas contra cuatro personas del entorno de Maduro, incluida la primera dama, Cilia Flores.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!