Toda una comarca consternada

A las 20 horas decenas de casedanos se concentraron en la plaza del Ayuntamiento en repulsa del crimen sucedido el pasado martes. Todo el pueblo quiso echarse a la calle para mostrar su solidaridad con la familia de los asesinados el martes y, al mismo tiempo, darse apoyo unos a otros. Porque el crimen impact√≥ en todos los vecinos, no solo en los m√°s allegados. No fue raro ver llorar a vecinos durante la ma√Īana.

Junto al alcalde de C√°seda, Jes√ļs Esparza, tambi√©n quiso acudir a la concentraci√≥n el alcalde de la localidad vecina de Gallipienzo, en cuyo Ayuntamiento trabajaba uno de los fallecidos. Durante el acto, Esparza se dirigi√≥ a la familia para asegurarles que ¬ętodo el pueblo de C√°seda os quiere mostrar apoyo y cari√Īo en estos momentos tan dif√≠ciles que est√°is pasando. Para lo que necesit√©is, el Ayuntamiento y vecinos estamos a vuestra disposici√≥n¬Ľ.

Al finalizar el acto, el alcalde de la localidad record√≥ todo lo que participaba la familia en las actividades del pueblo. ¬ęSi hab√≠a que ayudar a colocar unas sillas o lo que fuera un s√°bado a las ocho de la tarde, ah√≠ estaba el hermano de Ferm√≠n¬Ľ, record√≥. ¬ęSiempre dispuestos a colaborar¬Ľ, concluy√≥.

Pero la consternación por lo sucedido se extendió a toda la comarca. De hecho, la concentración de Cáseda, donde vivía José y el matrimonio formado por Amparo y Julio se realizó de manera conjunta a la que tuvo lugar en la localidad de Eslava, donde vivían dos de los fallecidos, y en la localidad de Liédena, de donde procedía la familia y vive el padre y abuelos de los asesinados.

Estas concentraciones fueron la culminaci√≥n de una jornada donde todos los vecinos se dieron apoyo unos a otros para soportar el dolor. De hecho, en las tres localidades las banderas no ondearon sino que fueron sujetadas con crespones negros en se√Īal de duelo y se decretaron tres d√≠as de luto oficial como muestra de la solidaridad y entendimiento entre los pueblos a pesar de las duras circunstancias que les ha tocado vivir.

Pero las muestras de solidaridad, y tambi√©n de dolor, se mostraron desde la ma√Īana. A mediod√≠a, el instituto de Sang√ľesa, donde estudiaba el joven Cristian, guard√≥ un minuto de silencio encabezado por los propios compa√Īeros que hab√≠an compartido aula hasta que el pasado mes de junio concluyeron la ESO. Decenas de estudiantes y profesores, pero tambi√©n de padres quisieron sumarse al dolor. Fue un acto √≠ntimo, celebrado en el interior del instituto y sin presencia de medios de comunicaci√≥n. All√≠ tambi√©n se vieron l√°grimas entre los compa√Īeros del joven asesinados.

Y después de lo que se vio ayer, igual que pasaron juntos el dolor, también con solidaridad y apoyando a las familias les tocará sobreponerse a todo lo sucedido.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!