Tensi√≥n entre Per√ļ y Uruguay por la petici√≥n de asilo de Alan Garc√≠a

La petici√≥n de asilo del expresidente de Per√ļ Al√°n Garc√≠a a la Embajada de Uruguay ha provocado tensi√≥n entre los dos pa√≠ses. En la carta dirigida al presidente de Uruguay, Tabar√© V√°zquez, el exmandatario peruano denuncia que vive ¬ęen un ambiente de persecuci√≥n pol√≠tica¬Ľ.

La decisi√≥n de pedir asilo fue tomada desp√©s de que el s√°bado un juez peruano ordenara la prohibici√≥n de salir de Per√ļ, por un periodo de 18 meses, al expresidente Garc√≠a debido a la investigaci√≥n por los presuntos sobornos que entreg√≥ Odebrecht en su segundo mandato. Si bien inicialmente Garc√≠a acept√≥ la medida, horas m√°s tarde pidi√≥ asilo a la Embajada de Uruguay, donde se encuentra desde entonces.

El presidente Mart√≠n Vizcarra reconoci√≥ ayer haber hablado con su hom√≥logo uruguayo sobre el caso Garc√≠a, y que puso sobre la mesa ¬ęel compromiso de Lima¬Ľ, firmado por todos los pa√≠ses el pasado mes de abril contra la corrupci√≥n. ¬ęLe record√© al presidente Tabar√©‚Ķ el acuerdo de Lima para luchar contra la corrupci√≥n que no reconoce fronteras, que necesita el trabajo conjunto de los presidentes¬Ľ.

Por su parte, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin, en declaraciones al diario peruano ¬ęEl Comercio¬Ľ, se√Īal√≥ ayer que ¬ęel se√Īor Garc√≠a no tiene que demostrar o fundar ning√ļn requisito. Quien determina la calificaci√≥n de perseguido pol√≠tico es el estado asilante; es decir, nosotros. Por eso estamos pidiendo la informaci√≥n al Gobierno peruano y que nos har√° llegar; y en funci√≥n de eso resolveremos¬Ľ, afirm√≥.

Situación compleja

Ante ambos pa√≠ses se abre una situac√≠√≥n compleja de resolver, como explica a ABC el exprimer ministro de Per√ļ y autor del libro ¬ęEl caso Garc√≠a¬Ľ, Pedro Cateriano, pues podr√≠a perjudicar las investigaciones sobre el caso Odebrecht. ¬ęEn Per√ļ no hay perseguidos pol√≠ticos. Es indigno y vergonzoso que una persona que ha sido dos veces presidente recurra al asilo para huir de la Justicia. Nadie ha inventado los sobornos pagados en el segundo gobierno de Garc√≠a¬Ľ, record√≥ Cateriano, que considera que el presidente Vizcarra debe negarle el salvoconducto para dejar el pa√≠s. ¬ęEn el peor escenario -si Tabar√© V√°zquez decide concederle el asilo-, lo que debe hacer Vizcarra es apoyar al Poder Judicial que ha ordenado el impedimento de salida del pa√≠s a Garc√≠a y denunciar a Uruguay ante la Corte Penal de Justicia¬Ľ, subraya Cateriano.

Es la segunda vez que el expresidente Alan Garc√≠a pide asilo en su vida pol√≠tica: la primera vez lo hizo a Colombia en 1992, cuando Alberto Fujimori dio un ¬ęautogolpe¬Ľ y cerr√≥ el Congreso y el Poder Judicial. En aquella ocasi√≥n, C√©sar Gaviria le concedi√≥ el asilo a Garc√≠a y su familia. De ah√≠ se traslad√≥ a vivir a Francia. Luego, regres√≥ a Per√ļ en enero de 2001, cuando todas las investigaciones abiertas sobre temas de corrupci√≥n, durante su primer gobierno, hab√≠an prescrito. En julio de 2006, Garc√≠a gan√≥ la Presidencia por segunda ocasi√≥n.

¬ęEl partido aprista peruano apoya la decisi√≥n tomada por su alta direcci√≥n de pedirle al presidente Garc√≠a que pida el asilo porque Per√ļ vive en un estado en el que se pretende desviar las responsabilidades a algunos partidos pol√≠ticos en los cuales est√° el nuestro¬Ľ, dijo ayer el congresista y correligionario de Garc√≠a, Mauricio Mulder.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!