«Tenemos que cumplir las normativas»

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha insistido en que el pesquero alicantino Nuestra Madre de Loreto debe ir «al puerto más cercano y seguro», como establece la normativa internacional. Rechaza así la posibilidad de que el buque atraque en España, aunque ha asegurado que el Gobierno mantiene un «constante contacto» con la tripulación «desde el minuto uno».

Este buque rescató a 12 personas a la deriva y las organizaciones humanitarias han cuestionado que no se actúe del mismo modo que en el caso del Aquarius. Calvo ha justificado que no es el Gobierno «el que dice qué puerto es el más seguro y cercano». «Todos estamos sometidos a las mismas normas», se ha defendido Calvo, que ha defendido que la vicepresidenta, que ha remarcado que cada hora reciben comunicaciones con el patrón y la tripulación.

«Nos preocupamos de manera especial por las condiciones en las que están por ser un pesquero español, pero tenemos que cumplir las normativas», ha defendido Calvo, muy preocupada en insistir que la política del Gobierno «no ha cambiado». Los puertos más cercanos al pesquero, que según la vicepresidenta sigue navegando y faenando, son los de Italia, Malta o Libia. Los dos primeros países rechazan la recepción de estos buques. Mientras Libia es precisamente el país del que salieron.

Calvo se ha mostrado abierta a la recepción del buque a instancias comunitarias: «Si en algún momento un órgano comunitario tiene algo que decir, que nos diga o que diga al pesquero español a qué puerto se tiene que dirigir, que sea seguro y cercano». El Ejecutivo pidió ayer al buque que vaya a repostar a puerto libio, país del que huyeron los 12 rescatados a bordo. Mientras, mantiene negociaciones con Italia y Malta para encontrar una solución.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!