Telecom se financió al 8,25% anual y confirmó que se reabrió el mercado global para las empresas argentinas

Pasada la corrida, renació el apetito por el riesgo privado argentino Crédito: GETTY IMAGES

Telecom se convirtió hoy en la tercera compañía local que logró captar fondos del mercado internacional del deuda luego de 14 meses de tener vedada esa posibilidad tras la irrupción en abril de 2018 de la corrida cambiaria y la crisis que produjo.

La empresa de soluciones de conectividad convergente, como gusta ahora presentarse tras la integración con Cablevisión, tomó US$ 400 millones mediante la emisión de una Obligación Negociable (ON), un título de deuda a vencer en 7 años.

Sin embargo el dato destacado, y que confirma el regreso del apetito por este tipo de bonos de alto rendimiento (en un mundo que va hacia una nueva rebaja de tasas), es que la alta demanda permitió a la compañía captar US$100 millones más de lo que tenía proyectado tomar, los que usará para “extender y modificar el perfil de vencimientos de su deuda financiera” y precancelar hasta U$S 250 millones de sus obligaciones negociables Clase “A” con vencimiento en 2021, si sus tenedores lo aceptan.

Una señal contundente al respecto ya se había registrado hace unos 10 días cuando Pampa Energía ofreció al mercado ON’s por US$ 300 millones a una tasa fija del 9,125% anual y a vencer en 10 años, buscando financiamiento para invertir en energías renovables y desarrollar sus reservas de gas en Vaca Muerta, y le llovieron US$ 1312 millones en ofertas de compra (por 4,2 veces más) por el papel que se colocó a un precio de US$ 98,449 por cada US$ 100 nominales, es decir, con una tasa de rendimiento para el inversor del 9,375% y vencimiento.

Ahora la ON de Telecom Argentina, que pagará semestralmente un interés fijo del 8% anual, tuvo una sobredemanda “de aproximadamente 7 veces el monto de emisión previsto originalmente”, lo que favoreció que se ampliara la emisión. El papel se colocó a un precios de US$ 98,69 por lámina de US$ 100 lo que supone un rendimiento del 8,25% anual, casi 200 puntos por debajo del que ofrece un bono argentino a igual plazo.

La compañía comunicó que la oferta del título, de la que participaron Citibank, HSBC Securities (USA) Inc., J.P. Morgan Securities LLC, Santander Investment Securities Inc y el ICBC como colocador local, había comenzado ayer y atrajo demanda de inversores de Estados Unidos (50%); Europa (30%); Asia (7%) y América latina (5%) que se habrían sentido atraídos por “la calidad crediticia y la solidez financiera de Telecom” y “la mejora de las perspectivas económicas y financieras de la Argentina. El resto de la demanda, aunque no se aclaró, sería demanda local.

Quien reabrió las puertas del mercado internacional de financiamiento fue la petrolera estatal YPF quien consiguió a fin de junio US$ 500 millones con la emisión de una ON a 10 años que pagará un cupón de intereses del 8,50% anual, título que vendió con un rendimiento del 8,875%. Lo llamativo es que esa emisión, que estuvo a cargo de su subsidiaria YPF Luz ,se hizo el mismo día que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el pedido argentino de desestimar la demanda por US$ 3000 millones del fondo Burford por la estatización de la petrolera, un juicio que se desarrolla en Nueva York -y hoy tuvo un nuevo capítulo- y -sin embargo- no afectó la demanda del papel en un mundo en que los grandes fondos se lanzaron nuevamente a la casa de deuda de buena calidad y alto rendimiento.

Para el economista Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea, estas colocaciones muestran que la Argentina “estará en condiciones de reabrir en 2020 el acceso al financiamiento internacional, aún con ratios de endeudamiento que no son bajos” aunque advierte que esa oportunidad dependerá de la “política económica que habrá de aplicarse a partir del 10 de diciembre” la que deberá mostrar que será capaz “de dinamizar las inversiones y generar crecimiento”.

Vasconcelos valora esta posibilidad porque cree que es la única que le daría al fisco la oportunidad de “hacer frente, sin agobios, a la carga de intereses de la deuda” sin tener que seguir resignando “margen para comenzar a bajar impuestos distorsivos”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *