Teatro del agua

Al visitar Hanói, hay una parada inevitable aunque haya que luchar con el tráfico endemoniado y el jet-lag más somnoliento. Se trata del teatro Thang Long especializado en marionetas acuáticas, reflejo de la cultural fluvial que es Vietnam y parte de una tradición que se remonta al siglo XI cuando los campesinos representaban historias populares utilizando como escenario arrozales anegados. En su versión actual, los titiriteros medio sumergidos y ocultos tras una pantalla simulan el movimiento de sus elaboradas marionetas con la ayuda de largas varillas.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos ha protagonizado una función doble de artístico engaño exhibiendo su inclinación al embuste aunque con resultados mucho menos entretenidos que los del teatro Thang Long.

Pedro RodríguezPedro Rodríguez

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!