“Tap to pay”: el pago contactless llega a los relojes para compras menores a $2000

Furno, Beccar Varela y Ghisoni Crédito: Ricardo Pristupluk

Un banco, una tarjeta y un fabricante de GPS desarrollaron una alianza para facilitar transacciones a través de wearables

Un corredor sale solamente con su reloj inteligente a entrenar. Cuando termina, quiere comprarse algo para tomar. Con la herramienta que tiene le basta para pagar su compra: es suficiente con acercarla a una terminal de pago contactless y el trabajo est√° hecho. El presente ya tiene una imagen que parece m√°s o menos futurista: es la del “tap to pay” o el pago sin contacto.

La m√°s reciente novedad en el pa√≠s es la incorporaci√≥n de los relojes Garmin a una alianza con Mastercard y Banco Galicia. El objetivo es ampliar las opciones de pago para los clientes de las tres compa√Ī√≠as, pero el mundo contactless no se agota all√≠: los celulares y las tarjetas que no hace falta “pasar” son las otras dos opciones que est√°n creciendo.

Agust√≠n Beccar Varela, country manager de Mastercard, explic√≥ que el 60% de los comercios en el pa√≠s est√° equipado con terminales contactless y a√Īadi√≥ que son unas 400.000 en toda la Argentina.

“Hoy el 85% de los pagos en el pa√≠s se realiza en efectivo, por lo que avanzar con estas tecnolog√≠as implica m√°s beneficios de transparencia y eficiencia para todos”, detall√≥ el ejecutivo.

En el caso del reloj, se trata de una tokenizaci√≥n del medio de pago: es un proceso que reduce la cantidad de sistemas que tienen acceso a la informaci√≥n de un titular de una tarjeta. El n√ļmero de cuenta se reemplaza por un c√≥digo num√©rico, el token, que lo reemplaza durante la transacci√≥n.

“Como cada token est√° asociado a una persona en particular, no se corre el riesgo de la sustracci√≥n de los datos de esa persona para hacer fraude”, subray√≥ Diego Furno, gerente de Medios de Pago de Banco Galicia.

El pago mediante el reloj en cuesti√≥n se podr√° realizar en compras menores a $2000. No hace falta que haya conexi√≥n a Internet en el establecimiento donde se utilice: basta con la terminal contactless. Tampoco hace falta firmar ni mostrar documento. “Entendemos que es un medio de pago destinado a compras r√°pidas”, apunt√≥ Beccar Varela.

En algunas ciudades del mundo, como en Londres, la tecnolog√≠a contactless se utiliza para pagar el boleto de transporte p√ļblico, por ejemplo, ya que es una transacci√≥n r√°pida, y estas transacciones ya son el 55% del total en el caso de los viajes en subte. En Australia, apunt√≥ Beccar Varela, el 80% de los pagos se realiza con esta tecnolog√≠a. Es un paso m√°s hacia la conformaci√≥n de cashless cities o ciudades sin efectivo.

“El transporte es clave para generar una adopci√≥n r√°pida porque es una compra masiva”, sostuvo Furno, y a√Īadi√≥ que no hay un p√ļblico objetivo para esta tecnolog√≠a.

Por el lado de los comercios, introducen esta tecnolog√≠a “para generar m√°s rapidez en el servicio”, dijo. “Es una cuesti√≥n de eficiencia del tiempo y de c√≥mo se atiende en ese local”, resumi√≥.

Germán Ghisoni, gerente de Banca Minorista de Banco Galicia, adelantó que el siguiente paso para la entidad financiera será habilitar los pagos a través del smartphone.

Explic√≥ que, para que esta tecnolog√≠a crezca en el corto plazo, hay una cuesti√≥n tecnol√≥gica de recambio de lectores, otra de tecnolog√≠a de las comunicaciones “que en algunos lugares del pa√≠s demoran un poco m√°s las transacciones”, y finalmente otro cultural. “El emisor y los clientes ayudan a que haya una mayor adopci√≥n de contactless cuando piden pagar de esta manera; esto simplifica la vida del usuario”, resalt√≥.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!