Susto en Ipurúa al caer una valla del estadio

En un partido plácido para el Sevilla en el estadio de Ipurúa, la noticia pudo estar en la grada. El segundo gol de los visitantes ante el Éibar, anotado por Banega desde el punto de penalti pasado el minuto 60, provocó una avalancha en el fondo donde se encontraban los seguidores sevillistas que acabó con varios aficionados aplastados sobre el césped.

La valla que delimita la grada cedió cuando Banega se acercó a la zona para celebrar el gol con su hinchada. Las imágenes de la televisión mostraron a un pequeño grupo de aficionados caídos sobre el terreno de juego.

La mayoría de los afectados por la caída pudieron levantarse por su propio pie pese a las magulladuras, pero un par de aficionados tuvieron que ser retirados de la zona en camilla con lesiones más importantes, tarea en la que ayudaron incluso los equipos médicos de ambos clubes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!