Superliga. La seguridad del River-Boca bajo la lupa: qué cambiará para evitar el papelón

Crédito: Imagen de tv

Las fat√≠dicas im√°genes del 24 de noviembre de 2018 recorrieron el mundo entero. La violencia volvi√≥ a pegar de lleno en el f√ļtbol nacional y la verg√ľenza vivida termin√≥ en la tapa de los principales diarios deportivos internacionales. Todo culmin√≥ en un hecho triste e in√©dito: la mudanza de la gran final de la Copa Libertadores a otro continente, ya que la Conmebol entendi√≥ que “no estaban dadas las condiciones para jugar en la Argentina”. A 9 meses de aquel d√≠a negro, el pr√≥ximo domingo se jugar√° el primer River-Boca tras lo sucedido. Y el Gobierno de la Ciudad considera estar preparado para garantizar una seguridad absoluta.

Seg√ļn pudo saber LA NACION, a diferencia del operativo que se realiz√≥ en noviembre pasado en el que tambi√©n participaron Polic√≠a Federal, Prefectura y Gendarmer√≠a, esta vez todo estar√° a cargo de la Polic√≠a de la Ciudad en los tres anillos dispuestos para controlar los accesos al estadio Monumental. As√≠, se buscar√° generar una mejor coordinaci√≥n y comunicaci√≥n con una sola cadena de mando para actuar, algo que fall√≥ en noviembre pasado.

Con m√°s de 1000 efectivos policiales afectados, todo comenzar√° en la noche del s√°bado y en la madrugada del domingo con la colocaci√≥n de vallas en la zona. Luego, a las 6 de la ma√Īana se empezar√° a trabajar en los alrededores y ya para las 9 se reforzar√° la presencia policial con el inicio concreto del operativo. Las puertas se abrir√°n a las 13, cuatro horas antes del partido, con la intenci√≥n de reducir las congestiones de p√ļblico.

Ahora bien, ¬Ņqu√© ocurrir√° con el micro de Boca luego del ataque con piedras y botellazos que sufri√≥ en la intersecci√≥n de Avenida del Libertador y Lidoro Quinteros? Tal como ocurre desde hace muchos a√Īos, volver√° a entrar por la misma esquina, pero el veh√≠culo tendr√° tratamiento antivand√°lico, se realizar√° otro recorrido y se tomar√°n recaudos l√≥gicos que aquella vez brillaron por su ausencia.

El camino del plantel xeneize ser√° el siguiente: saldr√° del Hotel Holiday Inn de Ezeiza (el a√Īo pasado lo hizo desde el Hotel Madero en el centro porte√Īo) por autopista, ir√°n hasta el Paseo del Bajo, doblar√°n en Avenida Sarmiento y desde all√≠ tomar√°n Libertador para ingresar por Quinteros al Monumental. ¬ŅQu√© se busca con esto? Evitar concentraciones masivas, ya sea de hinchas de Boca que acompa√Īen al equipo (se suelen hacer banderazos) o p√ļblico en las calles.

Desde la salida hasta la llegada, la delegaci√≥n ir√° acompa√Īada por la “c√°psula de despliegue y traslado” (custodia policial que antecede y escolta) en un corredor din√°mico con cortes programados para un f√°cil acceso. Adem√°s, se cubrir√°n los puentes del trayecto y se duplicar√°n los monitoreos y las filmaciones para tener todos los movimientos registrados.

Pero el detalle m√°s importante estar√° vinculado con el ingreso del p√ļblico de River para evitar una situaci√≥n que el 24 de noviembre fue tan burda como inexplicable. A diferencia de aquel d√≠a en el que miles de hinchas (sin haber pasado ning√ļn control) se encontraban en la zona, el domingo se desalojar√° la famosa esquina de Av. del Libertador y Quinteros en un rango de 200 metros y se cortar√° el ingreso a la tribuna Centenario varios minutos antes de la llegada del micro. Adem√°s, habr√° cortes de tr√°nsito programados en Av. del Libertador.

Toda la organizaci√≥n estar√° bajo la √≥rbita del Comit√© de Seguridad en el F√ļtbol, tal como ocurre desde enero. A comienzos de a√Īo, poco menos de dos meses despu√©s de los incidentes en la final, una de las medidas que tom√≥ Diego Santilli, vicejefe de gobierno porte√Īo y tambi√©n ministro de Seguridad tras la intempestiva salida de Mart√≠n Ocampo, fue la presentaci√≥n del actual Comit√©, responsable de las pol√≠ticas de prevenci√≥n y combate de los delitos y la violencia en los estadios.

Bajo el mando de Valeria Sikorski, es un espacio integrado por miembros del Poder Ejecutivo porte√Īo, de la Legislatura, del Ministerio P√ļblico Fiscal, de la Polic√≠a de la Ciudad, de la AFA, de la Superliga y representantes de los clubes. ¬ŅCu√°les son sus funciones? Se encarga de elaborar orientaciones y recomendaciones en materia de seguridad, controlar el ingreso del p√ļblico al estadio, colaborar en los esquemas de ordenamiento, seguridad y evacuaci√≥n, solicitar la clausura cuando los estadios no son seguros, gestionar la Base de Antecedentes sobre Violencia en Eventos Futbol√≠sticos de la Ciudad y formular denuncias por delitos o contravenciones.

As√≠, tras el bochorno que impact√≥ al mundo del f√ļtbol, el supercl√°sico volver√° a un estadio Monumental que promete estar repleto con 70 mil personas, un r√©cord para este siglo. Y, quiz√°s m√°s que nunca, los ojos estar√°n puestos en la seguridad de un partido que nunca ser√° uno m√°s. Nunca.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!