¬ęSue√Īo con ser polic√≠a, pero me rechazan por diab√©tico¬Ľ

Cuando contesta a la llamada de ABC Jos√© Manuel se est√° preparando para la que ser√° la aventura de su vida. Hacer el Camino de Santiago en bicicleta desde Almonte, su pueblo natal. Nada menos que 1.200 kil√≥metros que espera recorrer en 14 d√≠as, pedalada a pedalada y con la mente puesta en un objetivo vital: lograr que lo acepten en la academia de Polic√≠a. ¬ęEs mi sue√Īo, mi √ļnica vocaci√≥n¬Ľ, confiesa este joven de 26 a√Īos que se apunt√≥ a la oposici√≥n en 2015 e incluso lleg√≥ a superar algunas pruebas. Sus expectativas dieron al traste cuando tuvo que ingresar de urgencia en el hospital tras diagnostic√°rsele una diabetes tipo 1. ¬ęEstuve quince d√≠as hospitalizado y cuando quise retomar la oposici√≥n me dijeron que no pod√≠a porque los diab√©ticos estaban exclu√≠dos¬Ľ, resume el onubense.

Desde entonces, la lucha de Jos√© Manuel por visibilizar lo que √©l considera una ¬ędiscriminaci√≥n¬Ľ no ha cesado. Su queja lleg√≥ hasta al Defensor del Pueblo y numerosas asociaciones de diab√©ticos se pusieron en contacto con √©l para darle su apoyo. A nivel legislativo, la √ļnica respuesta que ha obtenido es que ¬ędesde el 2016 hay una iniciativa en el Congreso¬Ľ, pero √©l teme que su sue√Īo caduque. ¬ęOjal√° la ley acabe cambiando y los chicos diab√©ticos que dentro de quince a√Īos quieran ser polic√≠as no tengan este problema, pero yo tambi√©n quiero cumplir mi sue√Īo¬Ľ, se confiesa. La vocaci√≥n de Jos√© Manuel es tal que reconoce que tras el varapalo inicial aprob√≥ las pruebas de acceso a la universidad para cursar la carrera de Derecho. Pero desisti√≥ porque ¬ęno encuentro motivaci√≥n¬Ľ. En lo que s√≠ encuentra impulso para subirse a la bicicleta y recorrerse el pa√≠s de un extremo al otro es en tumbar una normativa que considera extempor√°nea, a la par que injusta. ¬ęLa diabetes es una enfermedad mortal si no te cuidas, por eso llevamos unos controles tan rigurosos para mantenernos sanos. El problema es que hay mucho desconocimiento sobre esta enfermedad y las cosas de hace diez a√Īos a esta parte han cambiado mucho. Yo hago una vida completamente normal y soy una persona sana¬Ľ, argumenta Jos√© Manuel.

Discapacidad del 0%

De su lado tiene a otros j√≥venes en su misma situaci√≥n que tambi√©n pretenden acceder a un puesto de funcionario de prisiones o en Correos y que se han encontrado con el mismo muro. ¬ęNo tiene sentido. Yo creo que es para cribar y listo, porque mi grado de discapacidad es del cero por ciento¬Ľ, admite el d√≠a antes de encarar la Ruta de la Plata a Compostela. ¬ęS√© que es dura, pero me veo preparado. Lo que m√°s miedo me da es lo que me puedo encontrar, la incertidumbre de lo que pueda pasar en el Camino y, sobre todo la climatolog√≠a¬Ľ, reconoce el deportista mientras prepara una mochila en la que no faltar√° el traje de aguas. ¬ęEspero que el tiempo me acompa√Īe, pero si no es as√≠, voy preparado¬Ľ, bromea este joven que, mientras pelea por cumplir su vocaci√≥n, trabaja como conductor y repartidor en una fruter√≠a de su pueblo. ¬ęY nunca he tenido ning√ļn problema¬Ľ, insiste.

Por delante, Jos√© Manuel tiene catorce d√≠as que dedicar√° a ¬ędisfrutar de los paisajes, del Camino y de la gente que me encuentre¬Ľ. Cuando llegue al Obradoiro ver√° cumplido un reto que, espera, ayude a visibilizar su reivindicaci√≥n. Mientras tanto, buen camino.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!