su ¬ęgorila¬Ľ a 5 euros la hora

La presencia de Giovanni en el caso del ¬ęRey del Cachopo¬Ľ, presunto asesino y descuartizador de su expareja, Heidi Paz Bulnes, ha estado rodeada de un halo de misterio y un pu√Īado de mentiras. Ni estuvo desaparecido ni ha sido sospechoso de nada. M√°s bien todo lo contrario.

La relaci√≥n se remonta a hace algo m√°s de un a√Īo. C√©sar Rom√°n hab√≠a recibido una paliza fruto de los cenagales que provocaba, al tiempo que el portero de su restaurante de Embajadores dej√≥ el trabajo. Fue este quien le puso en contacto con Giovanni, un exmilitar espa√Īol, pese a su mote, que se mov√≠a en los ambientes de la noche con m√°s pena que gloria (ABC no va a publicar su nombre real ni su imagen sin distorsionar porque no se le acusa de nada y colabora con la Polic√≠a). De joven (ahora ronda los 50 a√Īos de edad) hab√≠a sido paracaidista del Ej√©rcito, cabo primero, pero distintos problemas lo alejaron de la carrera militar. Tambi√©n trabaj√≥ en una prisi√≥n militar, seg√ļn aseveran sus conocidos, pero ¬ęlo echaron¬Ľ.

Necesitado de dinero, el ¬ęRey del Cachopo¬Ľ lo coloc√≥ en la puerta de su restaurante A Ca√Īada Delic Experience de la calle Alonso del Barco a cambio de unos m√°s que modestos cinco euros a la hora. Hac√≠a de diez a doce todos los d√≠as para que le saliera a cuenta. Trabaron confianza y C√©sar Rom√°n le encarg√≥ las recogidas y entregas de su hija, ya que el ¬ęCachopo¬Ľ ten√≠a una orden de alejamiento de la madre de la ni√Īa y, adem√°s, no conduc√≠a.

Giovanni llegó a ser candidato de Alianza Nacional
Giovanni llegó a ser candidato de Alianza Nacional РABC

En lo pol√≠tico tambi√©n sintonizaban, pues ambos se han movido en las √ļltimas d√©cadas en ambientes ultraderechistas. El ¬ęRey del Cachopo¬Ľ milit√≥ en Falange, mientras que Giovanni lleg√≥ a ser candidato de Alianza Nacional en un municipio de la sierra de Madrid con cierta presencia ultra. Fue en las municipales de 2011, en un lugar de relleno, aunque tampoco el cabeza de lista obtuvo representaci√≥n.

Llama la atenci√≥n que un restaurante necesitara colocar un ¬ęgorila¬Ľ en la puerta (Giovanni es un tipo alto y robusto, aunque no un gran especialista en boxeo o artes marciales). Juan Manuel Medina, director de Pluslegal Abogados y letrado de Giovanni, lo explica: ¬ęC√©sar quer√≠a vender lujo en su restaurante, y en ocasiones entraban toxic√≥manos de las ‚Äúcundas‚ÄĚ de Embajadores (los coches comunitarios que hac√≠an el trayecto hasta Las Barranquillas para comprar droga) a robar un bolso al descuido o a usar los ba√Īos¬Ľ.

Otras fuentes consultadas, del entorno de Giovanni, aseguran que el ¬ęRey del Cachopo¬Ľ tambi√©n lo quer√≠a para su propia protecci√≥n ante acreedores. El pasado 15 de julio, C√©sar Rom√°n lo llam√≥ para ir ¬ęa tomar unas ca√Īas¬Ľ al restaurante en el que hab√≠a trabajado su novia, Heidi, la que terminar√≠a muerta dentro una maleta. Giovanni se neg√≥ porque se ol√≠a algo raro. El due√Īo no hab√≠a pagado a Heidi, y el Rey del Cachopo, que b√°sicamente hac√≠a lo mismo, no pagar, y su pareja montaron una trifulca monumental, destrozando el local, hasta terminar detenido. ¬ęSi hubiera sido su mat√≥n, ese era el d√≠a para estar¬Ľ, sostiene Juan Manuel Medina.

Giovanni fue paracaidista del Ejército
Giovanni fue paracaidista del Ejército

Tras la desaparici√≥n de C√©sar Rom√°n y el hallazgo del tronco de Heidi, el 13 de agosto, Giovanni fue el primero que acudi√≥ a denunciar en una comisar√≠a la desaparici√≥n de su jefe. Luego algunos medios apuntaron a √©l como un posible cooperador que tambi√©n estar√≠a desaparecido, pero no es cierto. Su abogado sostiene que ¬ęha estado localizado en todo momento y ya ha declarado ante la Polic√≠a tres o cuatro veces, de hecho, es una pieza clave en el caso y el principal colaborador, por las informaciones que ha facilitado¬Ľ para encontrar al ¬ęCachopo¬Ľ.

Fuentes de la investigaci√≥n confirman a ABC que, efectivamente, fue el primero en denunciar la desaparici√≥n, siempre estuvo localizable y ha prestado declaraci√≥n ¬ęvarias veces¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!