Steisy, de «MyHyV», al borde de la muerte por una complicada operación estética

Madrid Guardar

Patricia Steisy, extronista de «Mujeres y Hombres y Viceversa», ha relatado en su canal de «Mtmad» una de las experiencias más difíciles de su vida, que ha tenido lugar hace apenas unos días. La que también fuera concursante de «Supervivientes» ha tenido que pasar por quirófano para solucionar un grave problema ocasionado por sus prótesis mamarias, pero lo que no esperaba era lo que el médico encontraría durante la operación.

En un primer momento, Steisy comenzó a notar que sus implantes estaban raros, que habían cambiado: «Se empezó a desplazar hacia los lados y cambió la forma, lo tocaba y estaba extraño. Empecé a pillarle manía, sentía que me quería hacer algo malo, como si me quisiera quitar la vida». Finalmente fue su novio quien consiguió que se decidiera a acudir al médico para asegurarse.

Nada más llegar, el doctor le dijo: «Esto no está bien, esto hay que quitarlo». Una afirmación que asustó a la televisiva, cuyo pecho siempre ha sido una de sus mayores características físicas. «Mi pecho era mi seña de identidad. Me dio trabajo en la noche, ha formado parte de mí. Pensaba que si me lo quitaban ya no iba a ser yo, que no me iban a ver igual y que iba a perder mi magia y mi duende», confiesa.

Entre Lágrimas continúa relatando que el en el momento de la operación el cirujano se encontró con muchas dificultades durante la operación: «Mi prótesis se había pegado al músculo y a la costilla. Tuvieron que rasparme entera y al quitármelas tuvieron que coserme todas las axilas por dentro, estaba llena de puntos. Empecé a echar mucha sangre. El doctor dijo que era la operación más difícil que había tenido».

La televisiva no se corta un pelo a la hora de hablar de los detalles, aún con el susto en el cuerpo: «Dijo que no sabía que hacer conmigo, me podía haber quedado en el sitio. Empecé a echar sangre y no podían cortarla, eso se alargó siete horas pero al final lo consiguieron».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!