Sorpresa: solo 4 de cada 10 argentinos son “fanáticos” de la carne

Buscan identificar las nuevas tendencias de consumo de la carne para hacer estrategias de ventas Crédito: Archivo

En el país de la carne vacuna, aunque parezca increíble, a solo 4 de cada 10 argentinos se los considera “fanáticos” de este producto.

El dato lo dio a conocer en una disertación en el marco de la Semana de las Carnes, en la Exposición Rural de Palermo, Adrián Bifaretti, jefe de Promoción Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).

Esa proporción de quienes se consideran fanáticos surgió de una encuesta que de manera online suele hacer el Ipcva con 1000 personas. ¿Qué se entiende por fanáticos de la carne vacuna? Se trata de quienes están satisfechos con el producto, se quedan con él y lo recomiendan a otras personas para su consumo.

En rigor, el trabajo del Ipcva analizó otras figuras en relación al consumidor. Así como apareció el fanático, también lo hicieron el “mercenario”, el “rehén” y el “terrorista”. De esta última lista, el “mercenario” es quien a pesar de estar satisfecho con el producto si ve algo más barato se va del mismo. El “rehén” es quien pese a no estar satisfecho se queda con el producto porque no encontró otro reemplazo. Finalmente, “el terrorista”, según esta comparación, es alguien que ya se fue de la carne.

Toda esa radiografía le permitió al Ipcva arribar a otro punto vinculado. En rigor, así como 4 de cada 10 argentinos son “fanáticos” de la carne vacuna, “6 de cada 10 se pueden pasar a otros alimentos”, según precisó Bifaretti.

“No tenemos la vaca atada”, remarcó el jefe de Promoción Interna del Ipvca. ¿Por qué lo dijo? Por la dinámica que está teniendo el mercado en materia de consumidores, sobre todo de segmentos jóvenes como los millennials. Los millennials, por ejemplo, quieren saber más qué hay detrás de la carne y asocian el consumo a la vivencia de una experiencia.

Así, por ejemplo, el consumo de la carne por parte de este grupo puede ir ligado al boom de locales de cervecería que incluyen a la hamburguesa. Según el dato que brindó Bifaretti, los hogares argentinos consumen un promedio de 2,6 cajas de hamburguesas por mes. En el caso de los millennials el consumo promedio está más alto: 2,9.

Otro de los fenómenos que pueden influir sobre la carne es lo que está ocurriendo con los veganos o vegetarianos. En otra encuesta, el Ipcva preguntó a los consultados si tenían alguien cercano vegano o vegetariano. Un 14% respondió que sí. Para Bifaretti, se trata de un fenómeno que va a seguir creciendo y al cual hay que prestarle atención para enfocar la estrategia de llegada de la carne vacuna al consumidor. “El veganismo está ganando espacios”, reconoció.

En un momento donde en el mundo ya está disponible la hamburguesa vegetal, y de hecho en EE.UU. Burger King la está vendiendo en sus cadenas tras una alianza con la firma Impossible Foods, también irrumpe la carne artificial. En esta última se usa el tejido animal para su elaboración.

Adrián Bifaretti, del Ipcva: “No tenemos la vaca atada”

¿Alguien está dispuesto a probar la carne artificial? Según el Ipcva, en otra encuesta un 24% respondió que sí.

Para el experto del Ipcva, hay mucho por hacer en cuanto a las cuestiones emocionales y funcionales que se movilizan detrás del consumo. Si bien el tema del precio puede ser un elemento importante, la mayor parte de la gente valoró aspectos como la facilidad de preparación y la nutrición, entre otros.

¿Cuánto saben los argentinos de vacas? Según el relevamiento del Ipcva, 6 de cada 10 personas no conocen de qué se habla cuando se les habla de razas bovinas como Angus o Hereford, entre otras.

Así como resulta clave acercar a los consumidores a las razas, y crear una experiencia de consumo, también resulta importante crear una estrategia de marketing, según detalló el experto.

Un ejemplo de ello lo son las campañas que el Ipcva está llevando adelante en China, hoy el primer comprador de carne vacuna del país. Entre otras iniciativas, en la última Sial de Shanghái el Ipcva montó en su pabellón un show de cocina que incluyó la presencia de chefs chinos e influencers que, en vivo, preparaban platos con transmisión para las redes sociales. El Ipcva, por ejemplo, creó una cuenta en We Chat, el “Whatsapp” chino de más de 1000 millones de usuarios, donde no solo circulan mensajes sino también se hacen transacciones comerciales.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!