Solo uno de cada diez hoteles de Barcelona han reabierto sus puertas tras la Covid-19

Barcelona Guardar

Las previsiones no eran muy buenas y las primeras semanas tras el estado de alarma confirman la baja actividad en los hoteles de Barcelona, que hace meses que dan por perdido el verano. Solo medio centenar de los 450 establecimientos de la capital catalana han reabierto sus puertas hasta ahora, lo que supone aproximadamente un 10 por ciento del total. Su ocupación media apenas supera el 10 por ciento.

Así lo ha explicado este martes el presidente de Turisme de Barcelona, Eduard Torres, durante una entrevista en TV3 en la que se ha mostrado esperanzado en que las cifras lleguen al 20 por ciento en las próximas semanas y que incluso se puedan conseguir entre un 35 y 40%. El sector es consciente de que muchos negocios apuestan por no reabrir hasta 2021 para minimizar las pérdidas y capearán este año negro gracias a los ERTE y las líneas de liquidez del ICO.

«Es una situación realmente difícil», ha lamentado Torres, que ha agradecido a los hoteles que hayan empezado a abrir sus puertas aún sabiendo que van a perder dinero, porque ello ayuda a «proyectar una imagen de normalidad«.

El presidente de Turisme de Barcelona cree que si este año se llega a una ocupación hotelera de entre el 20 y el 30 % «sería satisfactorio», ya que reconoce que muchos negocios decidirán no abrir este año y esperar a la ansiada recuperación de 2021, aunque para entonces seguirán existiendo problemas económicos.

Promoción de Barcelona

Durante su intervención, Torres ha hecho un llamamiento a promocionar Barcelona para atraer el mayor número de turistas posibles, principalmente de España y de los países cercanos, y conseguir salvar así el mayor número de puestos de trabajo de un sector que emplea a 90.000 personas.

Precisamente esta semana, Turisme de Barcelona ha puesto en marcha un plan de promoción turística para reactivar la actividad y lanzar el mensaje de que la capital catalana es un destino «seguro, de calidad y sostenible» que sigue todas las directrices sanitarias para evitar el contagio de la Covid-19.

Se trata de un plan que consta de cuatro fases distintas y cuyo despliegue estará supeditado por las condiciones sanitarias, el avance de la pandemia o la aparición de posibles rebrotes, además de las restricciones de viajes, el cierre de fronteras y la normalización de los servicios y la oferta. La primera fase, ya en marcha, prevé recuperar la actividad económica local y la confianza en el consumo en Barcelona y su área metropolitana.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!