Silvana Tenreyro: “La polarizaci√≥n pol√≠tica en la Argentina dificulta la continuidad y la visi√≥n de largo plazo”

Estudió Economía en la Universidad Nacional de Tucumán y obtuvo su máster y doctorado en Harvard University; trabajó en la Reserva Federal de Boston y fue miembro externo del Comité de Política Monetaria del Banco Central de Mauricio; es profesora en la universidad London School of Economics y, desde 2017, integra el comité de política monetaria del Bank of England

Silvana Tenreyro acaba de cumplir 46 a√Īos el viernes 6 de este mismo mes. Naci√≥ en Tucum√°n y estudi√≥ Econom√≠a en la Universidad Nacional de su provincia. A los pocos meses se mud√≥ a Massachusetts, Estados Unidos, donde hizo el m√°ster y el doctorado en Harvard University. Tuvo como tutores a los influyentes macroeconomistas Alberto Alsina, Kenneth Rogoff y Robert Barro, quien le present√≥ a su actual marido italiano, con el que tiene dos hijos. De ah√≠ que su destino la posicionaba cerca de los bancos centrales.

Su carrera profesional incluye un paso por la Reserva Federal de Boston. Fue integrante, adem√°s, del comit√© de pol√≠tica monetaria exterior del banco central de Mauricio y del comit√© cient√≠fico del Banco de Francia. Desde 2017 est√° en el comit√© de toma de decisiones del Bank of England, la entidad encargada de establecer la pol√≠tica monetaria en Gran Breta√Īa.

Tenreyro fue también profesora en la prestigiosa London School of Economics (LSE), entidad académica desde la cual se dedicó a estudiar los efectos redistributivos de la política monetaria.

De la Argentina dice extra√Īar los “amigues”, la familia y los asados. Viaja al pa√≠s de visita dos veces al a√Īo, aproximadamente.

En una entrevista con lanacion, la economista indic√≥ que al gobierno de Maurico Macri “le toc√≥ navegar un contexto internacional poco favorable, acentuado por una sequ√≠a inoportuna, y sin reservas fiscales para combatir la recesi√≥n”.

Adem√°s, evalu√≥ que no se pudo bajar el nivel de aumento de precios porque “falt√≥ una soluci√≥n cooperativa, que permitiera anclar expectativas de inflaci√≥n y cortar el c√≠rculo vicioso” de la inercia inflacionaria.

La economista hizo hincapi√© en la importancia de crear un fondo antic√≠clico para amortiguar los efectos de los contextos adversos. Y se√Īal√≥ que estar en la funci√≥n p√ļblica en la Argentina “es particularmente dif√≠cil, dado que es un pa√≠s intr√≠nsicamente muy vol√°til, donde la polarizaci√≥n pol√≠tica dificulta la continuidad y la visi√≥n de largo plazo. Tenemos que bajar la cabeza y aprender m√°s de pa√≠ses similares que lograron domar la virulencia de los ciclos”.

-Usted dijo en 2002 que la crisis del a√Īo 2001 podr√≠a haberse evitado. ¬ŅOpina lo mismo con la actual crisis econ√≥mica que atraviesa la Argentina? ¬ŅPor qu√©, en todo caso?

Los ciclos de expansi√≥n y recesi√≥n en la Argentina est√°n en gran parte determinados por factores externos: el crecimiento de los precios de productos primarios y el ciclo financiero global. Lo l√≥gico ser√≠a que, en un per√≠odo con alto crecimiento de precios de productos primarios (como sucedi√≥ durante el llamado super-commodity boom, entre 2001 y 2014), el gobierno ahorre para enfrentar per√≠odos de recesiones. La idea es que el gasto p√ļblico se use de manera antic√≠clica para suavizar los ciclos. El gobierno anterior hizo lo opuesto y, entonces, a la administraci√≥n de Macri le toc√≥ navegar un contexto internacional poco favorable (acentuado por una sequ√≠a inoportuna), y sin reservas fiscales para combatir la recesi√≥n econ√≥mica. Se podr√≠an evitar o al menos mitigar las crisis -tal como hacen, por ejemplo, nuestros vecinos en Chile- si la Argentina tuviera una visi√≥n de largo plazo, con un fondo de ahorro antic√≠clico y m√°s cooperaci√≥n entre distintos espacios pol√≠ticos.

-Durante el gobierno de Macri pasaron por la funci√≥n p√ļblica varios economistas que ten√≠an mucha experiencia y mucha preparaci√≥n acad√©mica. ¬ŅPor qu√© cree, sin embargo, que no pudieron prevenir la corrida cambiaria y reducir los √≠ndices de inflaci√≥n?

Con una alta inercia inflacionaria, en la cual empresas y sindicatos esperan inflación elevada y, por lo tanto, entran en un círculo de suba de precios y salarios, es muy difícil lograr estabilidad de precios si no hay cooperación de las partes. Todos saben que la mejor solución es bajar la inflación, pero en el juego nadie quiere ser el primero en reducir su demanda. Faltó una solución cooperativa que permitiera anclar expectativas de inflación y cortar el círculo vicioso. Hubo también enormes cambios en materia de precios relativos, como el que se dio por el ajuste de las tarifas energéticas que, si bien en principio deberían incrementar la inflación temporalmente, en la práctica alimentan la inercia inflacionaria, contribuyendo a aumentar las expectativas de alza de precios.

-¬ŅC√≥mo ve los programas de metas de inflaci√≥n?

Las metas de inflación pueden ayudar a anclar expectativas de largo plazo, pero no son suficientes después de un período tan largo de inflación alta como el de la Argentina. Sin consenso y cooperación, que sería la situación ideal, la alternativa es recurrir a otras soluciones, como fijar la tasa de cambio durante la transición a la meta de inflación, o adoptar políticas de ingreso. Pero estas medidas tienen otros costos y la evidencia empírica es mixta, además de escasa. En general, los países que bajaron con éxito la inflación tardaron mucho tiempo en lograrlo y adoptaron medidas complementarias a las metas de inflación.

-¬ŅQu√© desaf√≠os econ√≥micos tiene el gobierno que asuma el 10 de diciembre? ¬ŅCambian mucho esos desaf√≠os si es el pr√≥ximo presidente es Alberto Fern√°ndez o si contin√ļa siendo Mauricio Macri?

El desafío es siempre el mismo: superar las diferencias políticas y pensar con visión de largo plazo, independientemente de quién gane la próxima elección. La estabilidad de precios es importante como base, obviamente, pero es fundamental la inversión en capital humano, infraestructura, energías renovables e innovación para que despegue la productividad y mejore la calidad de vida de la gente.

-¬ŅLe ofrecieron alguna vez un cargo p√ļblico en la Argentina?

No

-Usted tiene varios amigos que estuvieron en la funci√≥n p√ļblica en los √ļltimos a√Īos, ¬Ņcree que es m√°s dif√≠cil gobernar en la Argentina que en otros pa√≠ses o en todas partes es complicado?

La funci√≥n p√ļblica es siempre dif√≠cil. Pero creo que en la Argentina es particularmente dif√≠cil, dado que es un pa√≠s intr√≠nsicamente muy vol√°til y la polarizaci√≥n pol√≠tica dificulta la continuidad y la visi√≥n de largo plazo. Tenemos que bajar cabeza y aprender m√°s de pa√≠ses similares que lograron domar la virulencia de los ciclos.

-En 2017, Estados Unidos comenz√≥ un proceso de normalizaci√≥n de tasas de inter√©s que tuvo que suspender en los √ļltimos meses, tras la mayor tensi√≥n mundial que se dio por la guerra comercial con China. ¬ŅQu√© se espera para los pr√≥ximos a√Īos, una suba o una mayor reducci√≥n de tasas?

Poniendo a un lado la guerra comercial, la macroeconom√≠a estadounidense ha estado acerc√°ndose a su equilibrio, con una tasa muy baja de desempleo e inflaci√≥n cercana a su meta. La guerra comercial ha causado incertidumbre en los mercados, llevando a la Reserva Federal a ajustar su pol√≠tica. Lo que pueda suceder en los pr√≥ximos a√Īos con la tasa va a depender de c√≥mo evolucionen las tensiones comerciales y sus efectos en la demanda y en la oferta. No estoy capacitada para predecir a Donald Trump.

-¬ŅPor qu√© el d√≥lar es la divisa predominante en el mundo? ¬ŅPor qu√© considera que el euro nunca logr√≥ disputarle la primac√≠a?

El dólar es una moneda estable que cuenta con la credibilidad de la Reserva Federal. Es un candidato natural para facilitar transacciones comerciales y financieras. El euro tuvo su momento, pero la crisis abortó el ascenso. Con respecto a la libra o el renminbi, es difícil pronosticar cuál puede proyectarse como rival del dólar. El valor de la libra va a depender de qué forma adopte Brexit.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!