Sigue en vídeo el juicio del «procés»

El juicio contra el «procés», relata Nati Villanueva en ABC, es una vista oral histórica para la democracia española, pero también de Europa. Las antiguas autoridades de Cataluña –doce ex gobernantes, legisladores y representantes civiles– rinden cuentas por primera vez ante la justicia por tratar de lograr la secesión por cauces ilegales, un plan que culminó con una declaración unilateral de independencia y que fracturó en dos a la sociedad catalana.

A los doce acusados, encabezados por el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, les atribuyen delitos de rebelión, sedición y malversación. La rebelión, uno de los crímenes más graves del Código Penal, castiga a aquellos que declaren la independencia de una parte de España a través de un alzamiento violento y público. Se considera un atentado contra la Constitución, contra los valores democráticos del Estado de Derecho sobre el que la Carta Magna se sustenta. Uno de los protagonistas del mayor golpe al Estado de Derecho desde el 23-F será un ausente: el antiguo presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, líder del plan ilegal, que no se atrevió a asumir las consecuencias de sus actos y se fugó a Bélgica en 2017.

En total solicitan 177 años de prisión para los doce acusados. La pena más alta recae sobre Junqueras, 25 años de cárcel, por rebelión agravada, un delito que absorbe la malversación y que se endurece por su condición de líder. El Ministerio Público también considera dirigentes de la rebelión –en este caso sin malversación– a Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament, y a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, los agitadores del independentismo en las calles como antiguos presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural. Pide para los tres 17 años.

Cinco exconsejeros catalanes –Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn, y Dolors Bassa– son acusados de rebelión agravada, con malversación, pero como mandos subalternos, sin ser jefes. Se enfrentan a 16 años. Los otros tres procesados son el «arrepentido» Santi Vila, Meritxell Borrás y Carles Mundó, tres antiguos consejeros del Govern de Puigdemont con un rol secundario. La Fiscalía les atribuye delitos de malversación y desobediencia grave, y reclama 7 años.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!