Siete grandes mujeres canarias que triunfan en zonas rurales

  • Lucía González, Moya

    Lucía González es una profesional agraria especializada en productos ecológicos desde la «Finca La Sombra». Desarrolla su actividad como avicultora con gallinas propias y distribución de huevos ecológicos certificados, así como frutas y hortalizas obtenidas en su propio huerto. Cuenta con certificado del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA).

  • María del Carmen Pérez, de Fontanales

    Toda la producción se transforma manteniendo las pautas tradicionales, que comprenden el trabajo con leche cruda de la propia explotación. Este tipo de quesos mantiene toda la flora natural de la leche, transfiriéndole al queso aromas y sabores de excelente calidad y arraigados al territorio. Mantiene la práctica del pastoreo, otro factor que define y diferencia los quesos elaborados con estas características, y manteniendo las tradiciones que permiten la supervivencia de las zonas rurales.

  • Rosa María Medina, de Tejeda

    Dirige Dulcería Roque Nublo, que es my conocida en la isla. Procesa 30.000 kilos de almendra cada año. Producto de calidad, artesano, sin conservantes, ni colorantes, con manteca natural. Materia prima local y de calidad donde destacan las almendras de la zona. La Dulcería Nublo es una de las más antiguas de la Canarias. Con un modo de hacer tradicional y artesano.

  • Noelia Sánchez, de Juncalillo

    Trabaja con un equipo donde se elabora un formato de pan que ha tenido gran resultado entre las clases medias urbanas que huyen de la química en el pan. «Panadería Juncalillo siempre ha optado por una política de conservación de las antiguas tradiciones, encontrándose en la elaboración de nuestros productos recetas ancestrales que han pasado de generación en generación y nos esforzamos por mantener la escencia sin alterar el sabor natural de dichos productos», afirma». El agua de la zona es muy rica.

  • Mª del Carmen Reyes, de Arico

    A través del programa «Mujeres Rurales de Tenerife» ha impulsado su presencia profesional en la agricultura por la producción biológica de papayas. Se trata de un mercado donde hay que estar muy pendiente de factores externos. Desde plagas a clima. Ha encontrado en este producto una salida con altas capacidades de potencialidad.

  • Tomasa García, Güímar

    En el Mercado del Agricultor de Güïmar, Tomasa vende los productos de su huerta y Montse promociona a hacer con su red Amuva conservas a otras mujeres a fin de fomentar la emprendeduría con respaldo institucional tinerfeño.

  • Lee más: abc.es


    Comparte con sus amigos!