«Si no se quiere vaciar los pueblos, debe haber discriminación positiva»

En los últimos sesenta años, los pueblos «han perdido un cincuenta por ciento de población». Una «deriva» que, a juicio del director general de Caja Rural de Zamora, Cipriano García, se tendría «que haber vislumbrado hace tiempo y haberse ido poniendo medios para que esta hecatombe se hubiera ido corrigiendo». No fue así, lamenta, y ahora combatir el éxodo rural es una tarea «muy complicada».

Crítico con que no se haya puesto remedio a una situación que no es nueva, reclama ahora actuaciones que hagan que «esta muerte sea lo más lenta posible». En concreto, en los micrófonos de la tertulia de COPE-ABC abogó García por políticas «claras» de «discriminación positiva en el ámbito rural». «Si no se quieren vaciar del todo los pueblos se tiene que poner medios suficientes para que esta deriva por lo menos se dilate». De lo contrario, apuntó, «llegaran a desaparecer.

Reconoció que los políticos «se han dado cuenta del problema» y «cada vez con más rotundidad», pero pidió medidas «concretas» en el medio rural, la «raíz y esencia» de las cajas rurales, que copa un 50% de su cuota de mercado. Por ello, garantizó un compromiso económico y social de estas entidades con los pueblos, como el intento de conservar oficinas aunque sean «insostenibles». «Tenemos que ser partícipes de la no despoblación», dijo.

También esperó una mayor respuesta política al proyecto «Zamora 10», que hasta ahora ha sido «dispar». Reclamó así unidad entorno a una iniciativa para fortalecer la provincia y sus oportunidades, siendo «capaces de poner en valor lo que tenemos y que todos empujemos en la misma dirección».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!