ShowMatch 2019: Nico Occhiato se emocionó al recordar su noviazgo con Flor Vigna

Nico Occhiato, entre los mejores del Bailando. Crédito: Instagram

Ni él creía que podía llegar a las instancias finales del “Súper Bailando”. Cinco años antes, Nico Occhiato era un concursante más de Combate, después pasó a la tribuna de ShowMatch como novio de Flor Vigna, luego la conducción, la actuación, algunos flashes como ladero de Guido Kaczka, y más tarde la pista más importante de la televisión argentina. En el medio, la separación con Vigna, y una infinidad de rumores sobre nuevos y viejos amores.

Nico, que empezó el “Bailando” con dos piernas izquierdas, llegó a la semifinal de este año. La emoción lo llevó a contarle parte de su historia a Marcelo Tinelli: “Cuando tenía 14 años, muy en el fondo quería un poco esto, quería conducir. Pero no me animaba ni a pensarlo ni a soñarlo. Estaba en San Justo y miraba tu programa con mi familia y ni se me pasaba por la cabeza pensar que un día iba a estar acá. Si esto no es un ejemplo, qué es. Y es lo que quiero reflejar, aunque te equivoques muchas veces no tenés que dejar de insistir. Si vos creés que eso es lo tuyo, no tenés que bajar los brazos nunca”.

Su coreografía basada en el concepto de “persistencia” fue el resumen de su vida en los medios, y especialmente de su paso por ShowMatch. Pero también significó una manera de agradecerle a Flor cómo lo sostuvo para que llegue a ser quien es: “Nosotros arrancamos juntos en un reality, y cuando salimos de ahí yo quería seguir en esto pero, a veces, uno no ve el potencial que puede llegar a tener. Flor fue la persona que me hizo creer en mí, que me hizo insistir, perseverar, por más que yo no sabía por dónde arrancar. Fue ella la que me enseñó a ir por mis sueños, a no bajar los brazos. Por eso es tan lindo y tan fuerte lo que vivimos juntos, y por eso también es que cada uno habla bien del otro. Por ahí la gente no lo entiende pero nos acompañamos mucho. Es lo que más aprendí de ella, a pelear por el sueño de uno. Que esté pasando todo esto es una locura, y se lo quiero agradecer a ella hoy acá”.

A metros de Nicolás, la cara de Vigna transmitía sentimientos encontrados. Pasó de la seriedad a la emoción, para luego cerrar con una sonrisa que pareció de compromiso. ¿Quedarán todavía cuentas pendientes porque fue él quien decidió cortar la relación? ¿O será esta la puerta que se abra a un nuevo comienzo para ambos? El verano tendrá la última palabra.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!