ShowMatch 2019: Luciana Salazar dijo quiénes creen estarán en un eventual en gobierno de Fernández

Luciana Salazar y un puntaje para el olvido Crédito: Prensa LaFlia

El ritmo de rock nacional en el Bailando por un sueño fue un paso en falso para Luciana Salazar. La vedette (¿e influencer política?) llegó a ShowMatch y habló con Marcelo Tinelli sobre algunos miembros del gobierno de Alberto Fernández. Luego, sufrió una de las devoluciones más severas que tuvo en el certamen.

Acompañada de su bailarín Santiago Gerber, Salazar llegó a la pista junto a su hija Matilda. La pequeña parecía tímida, pero pronto se soltó cuando apareció en escena Dionisio, el hijo de Flavio Mendoza. Los pequeños se miraron, y rápidamente empezaron a jugar de la mano, recorriendo la pista y caminando por el estudio de televisión, ante la divertida mirada del padre y la madre.

Después, Salazar se entregó a la canción “Persiana Americana”, de Soda Stereo, pero las cosas no salieron según lo planeado. Al momento de la votación, Ángel de Brito opinó que la coreo estuvo bien, pero que le faltó actitud a Luciana: “Te veo más preocupada por cumplir con ciertas cosas, que con jugar a ser vos” (2). Carolina “Pampita” Ardohain consideró que la participante bailaba mejor, pero dijo: “Me faltó conexión como pareja, faltó algo entre ustedes, y la coreo no me terminó de causar algo. Traten de trabajar más entre ustedes. Quizás faltó química. El mejor tema lo desaprovecharon para mí” (voto secreto).

Al momento de votar, Florencia Peña consideró que el planteo de la canción estuvo bien, pero se detuvo en Luciana: “Ahora es todo hacia arriba, y yo siento que Gonza te tiene muy agarrada, y vos tenés momentos en los que parás para pensar qué viene, tendés a esperar y si estás esperando no estás en pose, estás pensando en lo que viene, tenés que conectarte más con él” (6). Marcelo Polino en su turno pidió el BAR, y sentenció: “No fue lo mejor, me pareció que Luciana tendría que haber estado un poco más sexy” (3).

Antes de la mirada de los especialistas, Tinelli le preguntó a la participante si tenía algún jugoso dato político, y ella dijo quiénes ocuparían algunos cargos en un eventual gobierno de Alberto Fernández. Según Salazar, Felipe Solá será canciller, Héctor Daer ocupará el cargo de ministro de Trabajo, y Daniel Rafecas, procurador general.

Luego sí llegó el momento del BAR, y Flavio Mendoza opinó que “algo se rompió entre Luciana y su bailarín”, pero decidió mantener la nota. Laura Fidalgo coincidió con Flavio, le sugirió la vedette que se entregue al baile sin pensar la coreo y mantuvo la nota. Por su parte, Aníbal Pachano expresó que el número lo aburrió, y que en la cámara ella fue “una heladera”. “Menos tweet político y más ensayo, punto para abajo”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!