Sexo, mentiras y Neymar – LA NACION

La columna de Ezequiel Fern√°ndez Moores Fuente: LA NACION

Cada 11 minutos una mujer es violada en Brasil”, afirma la abogada feminista Maira Costa Fernandes. Son 130 mujeres por d√≠a. Casi 50.000 al a√Īo. O medio mill√≥n, porque estudios oficiales indican que s√≥lo el 10 por ciento de las mujeres hace la denuncia oficial. Y que apenas 1 o 2 por ciento de los violadores son condenados. Fernandes lleva a√Īos luchando. Pero el Comit√© de Am√©rica Latina y del Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) acaba de expulsarla. No le gust√≥ verla como abogada de Neymar . Que defienda a un acusado de violaci√≥n. Fernandes est√° “convencida” de que la “denuncia es falsa” y que “no ayuda en nada”. Cuentan que Neymar estall√≥ en llanto el jueves pasado cuando, ya en el centro del esc√°ndalo, sali√≥ lesionado en el amistoso ante Qatar. Y que su padre debi√≥ entrar en el vestuario porque nadie pod√≠a calmarlo. Figura central, negocio rodante, Neymar, lastimado, ser√° la gran ausencia de la Copa Am√©rica que comienza este viernes en Brasil.

Ni siquiera sirvi√≥ la visita de apoyo personal que le dio Jair Bolsonaro. El presidente que primero llam√≥ “puta” a una diputada y luego, en pleno debate parlamentario, le dijo que ella era tan fea que ni siquiera “merec√≠a” ser violada. Najila Trindade Mendes de Souza no es “fea”. Es modelo y tiene 26 a√Īos. Envi√≥ sus fotos y ruegos de amor a Neymar por Instagram. Neymar le mand√≥ boleto de avi√≥n. Pero, ya en la habitaci√≥n 203 del Sofitel de Par√≠s, Neymar, seg√ļn Najila, fue violento y no atendi√≥ sus reclamos de que, a√ļn desnudos y en la cama, “no es no”.

“Me viol√≥”, acus√≥ Najila. La prensa record√≥ los modos de ni√Īo caprichoso del crack millonario precoz. “Peter Pan brasile√Īo”. Sus simulaciones que causaron risa en el √ļltimo Mundial de Rusia. Los patrocinadores que consigue el padre e imponen fiestas de cumplea√Īos a√ļn cuando el crack est√° lesionado y PSG, que le paga 45 millones de euros anuales, es derrotado en la Champions. Resurgieron los Toiss, el ins√≥lito grupo de amigos rentados que viaja siempre con √©l para entretenerlo, especialmente de noche. Los medios recordaron tambi√©n la vieja advertencia del DT Ren√© Simoes por un ataque de furia que Neymar tuvo en 2010 en Santos porque no lo dejaban patear un penal. “O le ponen freno -avis√≥ esa noche Simoes- o se convertir√° en un monstruo”.

Neymar se defendi√≥ publicando conversaciones privadas con su acusadora, un delito en Brasil. “Pornograf√≠a de venganza”, lo acus√≥ Carla Vitoria, abogada feminista. “Narrativa de hombres que defienden a hombres”, agreg√≥ Maira Liguori, de la ONG Think Olga. El periodista que entrevist√≥ en primicia al padre de Neymar, inform√≥ Beatriz Juc√°, estaba acusado de acoso en su trabajo. “No sabemos si hubo violaci√≥n, pero s√≠ sabemos la crueldad con la que Neymar (que tiene 120 millones de seguidores en Instagram) expuso a una mujer”, se lament√≥ la antrop√≥loga D√©bora Diniz. El relato que protege al crack y llama p… a la mujer, dijo otra especialista, alimenta la “cultura de la violaci√≥n”. La cultura que alimentaron en Francia el exjugador Jerome Rothen y el periodista Daniel Riolo, suspendidos por la cadena RMC Sport por sus comentarios machistas del caso: “¬ŅViste a la chica? -dec√≠an ante las c√°maras-. Yo esperaba un jugador interestelar, pero es de segunda divisi√≥n”.

Mike Tyson cont√≥ que hubo un tiempo en el que cre√≠a que si una mujer lo miraba o lo saludaba era porque quer√≠a acostarse con √©l. Que amaba cuando la mujer le dec√≠a “no”. Que se filmaba teniendo sexo con el cintur√≥n de campe√≥n mundial. Y que su √ļnica religiosidad estaba “en la punta” de su pene. Pero a√ļn hoy niega haber violado a Desiree Washington, la concursante Miss Am√©rica que en 1991 subi√≥ a su habitaci√≥n a las 2 de la madrugada y plane√≥ una millonaria demanda civil mientras lo pon√≠a preso. ¬ŅHabr√° efectivamente “una industria macabra y salvaje” montada para extorsionar a deportistas famosos, como afirmo el sic√≥logo deportivo Marcelo Roff√© cuando radio Mitre lo consult√≥ por el caso Neymar?

A Najila no le creen sus propios abogados. El lunes renunci√≥ el tercero. La modelo dice ahora que le robaron la tablet en la que, supuestamente, estaban los 7 minutos claves de una filmaci√≥n base de su denuncia. Najila, que tiene una hija peque√Īa y deudas importantes, perdi√≥ 10 kilos, sufre p√°nico y amenazas y corre riesgo de ir presa. “Mi vida -dijo el domingo por TV- es una pesadilla”.

Dos adultos que se desconocen a s√≠ mismos, y que se usan como objetos, se citan primero, y se pelean luego, a trav√©s de las redes sociales. “Acostarse con un b… -dijo la psicoanalista Alexandra Kohan- no es violencia”. “El patriarcado -respondi√≥ Kohan ante otra pregunta- no es el var√≥n, es un sistema de opresi√≥n, porque incluso hay mujeres patriarcales”. Neymar suele ser actor central en el Parque de los Pr√≠ncipes, el estadio en el que Argentina debut√≥ este lunes en el Mundial femenino de Francia. Es un Mundial inevitablemente asociado a la ola feminista. La ola que, a√ļn admitiendo que algunos escraches podr√≠an ser evitables, se pregunta, como escribi√≥ la periodista Agustina Paz Frontera, si acaso, despu√©s de tanto y tanto silencio, “es posible acusar sin da√Īar”, “cuidar al verdugo” o “matizar sus monstruosidades”. El monstruo victimario. Y el monstruo v√≠ctima.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!