Sergio W. Smit: No demonicemos el plástico

Imaginémonos por un momento un mundo sin plásticos. Es casi cruel. Este producto, síntesis de derivados químicos del petróleo, ha hecho que la vida tal cual la conocemos sea mucho más agradable que la que vivieron nuestros parientes hace unas pocas décadas, cuando se introdujo el moldeo de plásticos por compresión. La inclinación que se está viviendo en la actualidad por demonizar los plásticos es, como casi siempre que algo se pone de moda, para tomar con cautela.

Un mundo sin plástico haría que no existiesen los electrodomésticos que tenemos en nuestras casas y con los que seguro muchos no sabrían ni vivir. Piensa en un objeto que utilices todos los días… seguro que su estructura o es de plástico

Sergio W. Smit

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!