Sentida despedida al niño de cuatro años fallecido en Azpeitia

Los habitantes de Azpeitia han despedido este mediodía al niño de cuatro años que murió el pasado martes presuntamente a manos de su madre en la localidad guipuzcoana. La misa en memoria del pequeño se ha celebrado en la iglesia parroquial de San Sebastián de Soreasu, donde se han congregado sus familiares, así como cientos de vecinos de la zona.

Por su parte, la Policía autonómica prosigue con la investigación para esclarecer los hechos. Los agentes, que habían recibido una llamada con el aviso de que el niño se encontraba en mal estado en un caserío de Azpeitia, hallaron su cuerpo la bañera de la vivienda. Los sanitarios trataron de reanimarle, pero no pudieron hacer nada por su vida.

EFE
EFE

La autopsia practicada ayer reveló que el menor presentaba marcas de asfixia que podían ser el resultado de un homicidio. La Ertzaintza sospecha de la madre, a la que los agentes hallaron en el trastero y que se había provocado heridas.

La mujer, que sufre problemas psiquiátrico, fue ingresada en la UCI del Hospital Donostia, donde todavía permanece ingresada. Según ha informado el Departamento de Seguridad, por el momento no se ha efectuado ninguna detención.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!