«Se van a arrepentir de lo de hoy»

«Se van a arrepentir de lo de hoy», ha dramatizado el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, durante su intervención en la segunda sesión de investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. Ha recriminado al líder socialista y a Pablo Iglesias que no hayan sido capaces de dotar a España de un Gobierno, de alcanzar un acuerdo.

Al mismo tiempo, ha subrayado el «enorme gesto de generosidad» de su grupo parlamentario al abstenerse. El político independentista ha señalado que «septiembre nos complica la vida a todos y no hace falta ser Noam Chomsky para saberlo», en una clara alusión a la sentencia que el Tribunal Supremo dictará en otoño sobre el juicio del «procés».

Rufián les ha pedido al jefe del Ejecutivo en funciones y al secretario general de Unidas Podemos que miren a la derecha, cuyos dirigentes «están encantados de la vida, aplaudiendo con las orejas». Además, ha ironizado que si PP, Ciudadanos y Vox hubieran sido los que debían ponerse de acuerdo, «ya tendrían pactados hasta los sobresueldos».

Para el portavoz del grupo republicano, Sánchez ha tensado demasiado la cuerda en las negociaciones y ha tildado de «error el veto al señor Iglesias», aunque también ha criticado a Iglesias por «no aceptar dos, tres o cuatro ministerios». Les ha pedido a los morados que «entren al Gobierno y demuestren que son mejores».

Ha concluido su representación teatral recordando al presidente de su formación, Oriol Junqueras. Ha exhibido un libro de color amarillo en donde están publicados cuentos que el preso separatista ha escrito durante su «celda de once metros cuadrados» en la cárcel de Soto del Real, y luego les ha entregado una copia tanto a Sánchez como a Iglesias.

PNV y JpC

Por su parte, el portavoz del PNV en la Cámara, Aitor Esteban, reclamó este mediodía «no arrojar la toalla» e invitó al líder socialista y morado a que lleguen a un pacto que evite la convocatoria de unas nuevas elecciones generales en noviembre. Ha reconocido que pensaba que, como decía el general George Patton, la «presión» podría «hacer diamantes» y que el clima político provocaría que hubiera «investidura». «Me confieso decepcionado», ha lamentado.

No ha dejado pasar la oportunidad de reprochar al PSOE que «no haya buscado complicidades de otra manera». Si bien, Unidas Podemos tampoco ha escapado a sus críticas y les ha manifestado que el cielo «se conquista de nube en nube» pero no «al asalto». También comentó sobre la formación morada que nunca ha sabido gestionar el Gobierno del Estado y les ha advertido de que «muchas de las políticas que han planteado chocarían con una mayoría muy amplia de la cámara». Así, ha aconsejado a sus dirigentes que vayan «ganando posiciones» y generando confianza en las instituciones. Es más, le dijo a Iglesias que «su tozudez» ha estado a punto de generar una quiebra interna de IU y Podemos.

Terminó su alocución emplazando a los políticos a hacer una reflexión conjunta sobre los motivos por los que no ha sido posible el acuerdo. Ha recalcado que la intención del PNV siempre ha sido «facilitar» esa investidura y ha asegurado que se abstendrá en la segunda votación «con la esperanza» de que todas las partes aprendan del fracaso y sigan negociando.

En el lado de JpC han sido muy claros desde el principio. Su formación votará «no» a Sánchez. De hecho, la portavoz de su grupo, Laura Borràs ya expresó cuál iba a ser el sentido de su voto en el patio del Congreso momentos previos al comienzo del pleno.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!