Se fuga un asesino de permiso con dos órdenes de alejamiento

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad buscan en Canarias a Francisco Mej√≠as Gonz√°lez, condenado por el asesinato de su mujer en 2004, que no volvi√≥ a la prisi√≥n de Juan Grande tras un permiso penitenciario. El permiso, que expir√≥ el d√≠a 27, se le concedi√≥ en contra del criterio de Instituciones Penitenciarias y de la juez de Vigilancia, seg√ļn explic√≥ la delegada del Gobierno en Canarias, Ele√Īa M√°√Īez.

El preso recurri√≥ las decisiones y la Audiencia de Las Palmas autoriz√≥ el permiso. No es la primera vez que este individuo protagoniza altercados durante una salida del centro penitenciario: tiene en vigor dos √≥rdenes de alejamiento de dos parejas sentimentales, informa “Canarias 7”.

La delegada del Gobierno asegur√≥ que, adem√°s de dictarse su busca y captura, se ha asignado protecci√≥n a esas dos mujeres a favor de las que se dictaron sendas √≥rdenes de alejamiento. A ambas se les ha comunicado que Mej√≠as Gonz√°lez est√° en paradero desconocido. Con estos antecedentes, es m√°s que llamativa la decisi√≥n de la Audiencia de Las Palmas al concederle un permiso que ya ha vulnerado en anteriores ocasiones. Seg√ļn algunas fuentes, un familiar llam√≥ a la prisi√≥n para informar de que el reo no iba a volver a la c√°rcel y que le hab√≠a manifestado su intenci√≥n de atacar a una de las mujeres a la que el maltratador tiene prohibido acercarse.

Historial peligroso

El historial del individuo no deja dudas sobre su peligrosidad. Mej√≠as Gonz√°lez asest√≥ a su mujer Fabiola Gonz√°lez una treintena de pu√Īaladas en 2004, en presencia de dos de los tres hijos de la pareja. Fabiola lo hab√≠a denunciado por malos tratos en 2001. Semanas antes del crimen √©l se hab√≠a ido de la casa pero volvi√≥ para reanudar la convivencia. Ante la negativa de su mujer, √©l la degoll√≥. Su hija de 13 a√Īos sali√≥ al balc√≥n pidiendo auxilio: ¬ęEst√° matando a mi madre¬Ľ, clam√≥. La ayuda no lleg√≥ a tiempo para salvarla.

En octubre de 2005, la Audiencia de las Palmas le conden√≥ a 19 a√Īos de prisi√≥n y le prohibi√≥ acercarse a sus tres hijos (que ten√≠an 15, 13 y 9 a√Īos cuando el padre asesin√≥ a la madre) en los siguientes 25 a√Īos.

La sentencia recoge la agravante de ensa√Īamiento pero tambi√©n se benefici√≥ de una rebaja de pena porque confes√≥ los hechos.

Aunque ya hab√≠a disfrutado de permisos, como se ha dicho, los psic√≥logos de la prisi√≥n de Juan Grande y la juez se opusieron a sus salidas posteriores al detectar una involuci√≥n en su comportamiento. Catorce a√Īos despu√©s del crimen, el autor no ha mostrado ning√ļn signo de arrepentimiento y se ha negado a participar en cualquier programa de reinserci√≥n. Las Fuerzas de Seguridad le buscan.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!