Se estrena “El Baile”, la √≥pera en la que Oscar Strasnoy retrata una cat√°strofe familiar

Una escena de El Baile, la ópera que se estrena hoy en el Colón, vista por los ojos de Hermenegildo Sábat

Oscar Strasnoy recuerda que el √ļltimo encargo de la √ďpera de Hamburgo se le hizo, en 1997, a Helmut Lachenmann, que escribi√≥ La vendedora de f√≥sforos. “Una locura. Es muy posible que me linchen el d√≠a del estreno”, cont√≥ en su momento el compositor. Eso no sucedi√≥. Las primeras cr√≠ticas period√≠sticas estuvieron bastante lejos del linchamiento. En el S√ľddeutsche Zeitung, Wolfgang Schreiber escribi√≥ que la √≥pera hab√≠a sido un “golpe de genio”. Eso se confirm√≥ despu√©s en 2012 en Pr√©sences, el Festival de Cr√©ation Musicale de Radio France. El baile lleg√≥ all√≠ con la decoraci√≥n ilustrada por Hermenegildo S√°bat, igual que ahora en el Teatro Col√≥n, donde, como parte del ciclo Col√≥n Contempor√°neo, la √≥pera tendr√° hoy, a las 20, su primera audici√≥n local. La direcci√≥n musical ser√° de Wolfgang Wengenroth, y en los papeles principales estar√°n Sabrina Cirera, Laura Pisani, Carlos Ull√°n, Maris√ļ Pav√≥n, Alejandra Malvino y V√≠ctor Torres. Adem√°s de un estreno, ser√° un homenaje a S√°bat.

Pero la historia de El Baile es bastante anterior. Hacia el a√Īo 2005, el escritor Alberto Manguel le mand√≥ a su amigo Strasnoy la novela El Baile, que Ir√®ne N√©mirovsky concluy√≥ en Par√≠s en 1928. En el volumen, entre las p√°ginas, hab√≠a una notita: “¬ŅPor qu√© no escrib√≠s una √≥pera sobre esto?”. As√≠ son los amigos: antes que imponer, sugieren. El proyecto qued√≥ dormido hasta que Simone Young, directora musical de la √ďpera Estatal de Hamburgo, le pidi√≥ en una obra con un personaje central femenino que hiciera de eco a Erwartung, de Arnold Sch√∂nberg.

Oscar Strasnoy, retratado por S√°bat

“En El Baile, hay dos personajes femeninos principales y hay una espera imposible. Ca√≠a como anillo al dedo. Es muy oper√≠stico”, cuenta Strasnoy. Su √≥pera, estrenada en 2010, form√≥ parte de un programa triple llamado Trilogie der Frauen (Trilog√≠a de las mujeres) que inclu√≠a, adem√°s de Erwartung, Das Gehege, de Wolfgang Rihm.

Strasnoy tiene un instinto teatral infalible; no falla nunca. Esto lo sabe cualquier que, en Buenos Aires, haya visto sus √≥peras R√©quiem, en el Col√≥n, o Cachafaz, en el Teatro San Mart√≠n. Pero el librito de N√©mirovsky presenta algunas sutilezas que parecer√≠an a primera vista muy dif√≠ciles de resolver musicalmente; sobre todo el final, ese momento en el que Antoinette, la protagonista, abraza a la madre para consolarla y en realidad sonr√≠e y se burla. Incluso la frase que la precede resulta ardua de resolver: “Fue un segundo, un destello inaprensible mientras se cruzaban ‘en el camino de la vida’; una iba a llegar, y la otra a hundirse en la sombre. Pero ellas no lo sab√≠an”.

Strasnoy se√Īala aqu√≠ la importancia de la colaboraci√≥n. “Tuve la suerte de trabajar desde el principio con Matthew Jocelyn, el libretista y director de escena. Eso hizo que pens√°ramos m√ļsica, libreto y escena desde el principio”. Sin embargo, el final ped√≠a una resoluci√≥n puramente musical. Hay infinitas sutilezas en el libro. ¬ŅC√≥mo hacer (¬°en 50 minutos!) para sugerir el pasado oscuro de la madre, la impostura entre un presente inventado y un pasado vergonzante? La sonrisa de la hija es el final de la √≥pera. La m√ļsica ya es bastante grave en ese momento. La sonrisa de Antoinette es un rictus hist√©rico que tiene m√°s que ver con la embriaguez de haber demolido una casa que con la felicidad.”

Esa ambig√ľedad -igual que todas las otras- lleva la marca de la maestr√≠a de Strasnoy, tan atento a revelarla, sin jam√°s anularla en una certeza.

Strasnoy, un compositor con un instinto escénico infalible
Strasnoy, un compositor con un instinto escénico infalible

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!