Se acentúa el cisma en Podemos Aragón tras las primarias que ha perdido el sector de Echenique

Podemos encara las elecciones autonómicas en Aragón con una profunda división interna. Lo han certificado las bases del partido en el proceso de primarias con el que acaban de elegir a su cabeza de lista para el Gobierno aragonés: por un estrechísimo margen de 72 votos de diferencia, Maru Díaz se ha impuesto a la candidata del sector de Pablo Echenique, Erika Sanz.

Con las matemáticas en la mano, es la segunda vez en apenas 14 meses que la corriente de Echenique pierde unas primarias en Aragón. Pero también es cierto que, en esta ocasión, lo hace con una diferencia mínima, lo que evidencia el cisma que existe en las bases del partido, divididas prácticamente por igual entre los dos sectores que pugnan por liderar la formación.

En el otoño de 2017, Echenique consumó su marcha a Madrid. Por una cuestión de incompatibilidades de cargos, tuvo que optar entre seguir dirigiendo Podemos en Aragón o mantener su puesto de secretario de organización nacional del partido, como hombre fuerte de Pablo Iglesias en la estructura estatal. Echenique eligió el cargo nacional y el partido celebró primarias para buscarle sustituto en Aragón. Fue la primera vez que el sector de Echenique perdió el pulso interno. Erika Sanz plantó batalla, pero perdió frente a Nacho Escartín, crítico con la corriente de Echenique.

Ahora tocaba elegir la cabeza de cartel para las elecciones autonómicas del próximo mayo, y Erika Sanz ha vuelto a competir, pero también ha acabada derrotada frente a Maru Díaz, portavoz de Podemos en las Cortes de Aragón y perteneciente al sector del líder regional del partido, Nacho Escartín.

Se acentúa el cisma en las bases

Maru Díaz, actual portavoz de Podemos en las Cortes, será la candidata de este partido a la Presidencia del Gobierno aragonés en las elecciones de mayoF. S.

Eso sí, entre las primarias de hace un año y las que han tenido lugar ahora, hay una diferencia sustancial: la división en las bases del partido se ha hecho mucho más evidente porque entre los dos sectores en liza se han acortado las distancias. En estas elecciones internas han votado muchos más que en las que se celebraron hace un año para buscar sucesor a Echenique. En aquella ocasión votaron internamente 1.610 inscritos de Podemos; ahora han sido más de 2.500; y hace un año la corriente crítica de Podemos se impuso con un 59,34% de los votos y un amplio margen, mientras que ahora lo ha hecho con tan solo 72 votos de diferencia -1.311 ha obtenido Maru Díaz, frente a los 1.239 de Erika Sanz-.

Además, ese cisma interno que han certificado las bases del partido en Aragón se ha traducido en el reparto territorial del poder. Así, Erika Sanz sí ha ganado en la provincia de Huesca y se ha ganado el número 1 de la lista con la que Podemos concurrirá a las elecciones autonómicas por esa circunscripción, en deterimento de Marta Prades, que era la apuesta del sector de Nacho Escartín y Maru Díaz.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!