Schiaretti y Perotti ya preparan una nueva liga de gobernadores

Crédito: Prensa Córdoba

Pretenden conformar un polo de poder, junto a Bordet, de Entre Ríos, para negociar con el próximo presidente

C√ďRDOBA.- Los gestos y las fotos del gobernador de C√≥rdoba, Juan Schiaretti, y del mandatario santafesino electo, Omar Perotti, no pasaron inadvertidos para los acostumbrados a leer entre l√≠neas la pol√≠tica. Tres horas se extendieron el almuerzo y la reuni√≥n que mantuvieron anteayer y, m√°s all√° de los temas de gesti√≥n, empezaron a delinear la agenda posterior a las elecciones de las provincias, convencidos de que cualquiera sea el ganador de la compulsa presidencial una vez m√°s los gobernadores ser√°n interlocutores claves.

Aunque diez a√Īos m√°s joven que Schiaretti, Perotti tiene un muy buen v√≠nculo con el cordob√©s, generado en a√Īos de militancia en com√ļn en el peronismo. Hacia adelante, comparten el an√°lisis de que, m√°s all√° de a qu√© candidato presidencial acompa√Īe cada gobernador, se terminar√° constituyendo una suerte de “liga” entre los mandatarios peronistas, porque hay intereses comunes y negociaciones que deber√°n encararse con la Casa Rosada.

Mientras Schiaretti se mantiene prescindente en la compulsa presidencial, el santafesino hace campa√Īa con Alberto Fern√°ndez. Ambos entienden que, junto a Gustavo Bordet (el mandatario entrerriano, de perfil m√°s bajo), la regi√≥n centro tiene un peso econ√≥mico y pol√≠tico a nivel nacional que debe hacerse valer a la hora de las futuras negociaciones. Por eso, conf√≠an en pulsear juntos para traccionar a sus colegas.

Un dirigente miembro del c√≠rculo √≠ntimo del cordob√©s dijo a LA NACION: “Gane quien gane, el pr√≥ximo presidente va a necesitar de los gobernadores. Si es Fern√°ndez, se tendr√° que’ refugiar’ en ellos para que no lo dominen La C√°mpora y Cristina [Kirchner]. Si es [Mauricio] Macri, los necesitar√°, como ya pas√≥ en esta gesti√≥n, para avanzar en temas claves”.

Como anticipó LA NACION, en la Cámara de Diputados que quede configurada después del 10 de diciembre, los jefes provinciales del PJ tendrán unas 50 bancas, más del doble que La Cámpora, que retendría unas 19. Una situación similar se dará en el Senado.

Los legisladores que responden a los mandatarios peronistas “dialoguistas” -seg√ļn la calificaci√≥n que les dio Cambiemos- fueron claves en estos a√Īos para desequilibrar las pujas entre el oficialismo y el kirchnerismo.

Schiaretti y Perotti, seg√ļn coincidieron sus allegados, proyectan un 2020 “complejo”, con la crisis econ√≥mica no resuelta y con necesidades de ajustes y reformas para poder cumplir con lo acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Frente a ese panorama, esperan intensas negociaciones por el reparto de fondos entre la Naci√≥n y las provincias.

El escenario que delinean se asemeja al de la discusión del pacto fiscal, cuando Schiaretti intentó ejercer una suerte de conducción de los gobernadores peronistas; a ese bloque incluso se acercó el santafesino Miguel Lifschitz.

“No habr√° posibilidad, para el nuevo presidente, de intentar acuerdos punto a punto -conjetur√≥ un legislador nacional con buen di√°logo con Perotti y Schiaretti-. Tampoco a las provincias les convendr√≠a; logran m√°s cuando hacen fuerza en t√°ndem. Por eso a los gobernadores no les es indiferente tener representantes en el Congreso que les respondan”.

De la recorrida de opiniones que hizo LA NACION hubo lecturas coincidentes respecto de que a partir de diciembre muchas provincias peronistas inician una nueva etapa y gobernadores que “tallaban m√°s fuerte” tienen sucesores cuyo peso nacional todav√≠a est√° por verse. En ese marco, el cordob√©s y el santafesino buscar√°n hacerse fuertes.

Fundamentan esa hip√≥tesis en que el chubutense Mariano Arcioni no tiene el peso de Mario Das Neves; al misionero electo Oscar Herrera Ahuad lo definen como m√°s “filoperonista” que como un cuadro vigoroso; en La Pampa esperan a ver c√≥mo ser√° la etapa “post [Carlos] Verna”, con Sergio Ziliotto, y lo mismo dicen para Salta, donde Juan Manuel Urtubey termina su mandato.

Resta ver qu√© v√≠nculo tendr√°n con Juan Manzur (Tucum√°n), Gildo Insfr√°n (Formosa) y el santiague√Īo Gerardo Zamora, que en m√°s de una negociaci√≥n fungieron como contrapeso del cordob√©s.

A ellos no los incluyen entre los representantes del peronismo “republicano y democr√°tico”, que, entienden, tiene chances de crecer.

Por las dudas, tanto los cercanos a Schiaretti como a Perotti enfatizan que no están pensando en recrear una fuerza política -como la malograda Alternativa Federal-, sino que, por el momento, pretenden generar un polo de poder para la discusión institucional de los temas claves del país.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!