Sandro Rosell niega que pretendiese defraudar a Hacienda

Niega que hubiese intentado defraudar a Hacienda en la declaración de IRPF del ejercicio del año 2012, pero se ha mostrado predispuesto a pagar una multa para solventar la situación llegado el caso. Eso sí, «siempre que pueda hacerlo», según han explicado sus abogados, pues tiene su patrimonio embargado por orden judicial.

Este el resumen del paso del expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell este martes por los juzgados de la capital catalana para explicarse por un supuesto fraude de 229.569 euros en el ejercicio de 2012 a la Agencia Tributaria.

Sandro Rosell llegó a la Ciudad de la Justicia en un furgón de los Mossos d’Esquadra desde la prisión de Brians 2, de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde permanece encarcelado de manera provisional a la espera de que la Audiencia Nacional lo juzgue por presuntamente blanquear fondos de la Confederación Brasileña del Fútbol.

Pero su interrogatorio no tenía que ver con esta cuestión sino con su declaración de ingresos del año 2012. Ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona, el exmandatario azulgrana se ha negado a contestar a las preguntas del fiscal y de la Abogacía del Estado.

En una comparecencia de apenas media hora solo ha respondido a sus abogados, Pau Molins y Andrés Maluenda. La Fiscalía le acusa de haber deducido de forma indebida gastos a través de una sociedad que administrasba él mismo, que se dedicaba a la organización de congresos, y que tenía la sede en su propia casa.

Carecía de estructura empresarial y sus únicos trabajadores eran cinco personas que limpiaban las oficinas y la segunda residencia del expresidente azulgrana, según la Fiscalía.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!