Sánchez reta a Iglesias a retirarle el apoyo

Pedro Sánchez está determinado no tanto a prolongar artificialmente la legislatura sino a no dejarse condicionar por las presiones y tomar una decisión con la que tiene intención de sorprender a sus adversarios. «A él no le afectan las presiones», asegura un colaborador cercano. “Os vais a enterar en el momento en que lo anuncie”, apunta otro.

El presidente del Gobierno contestó desde La Habana a la actitud cada vez más obstruccionista de Pablo Iglesias. «Una cosa son las dinámicas de los partidos y otra la del Gobierno y el Gobierno va a seguir gobernando, revirtiendo los recortes, recuperando muchos de los derechos que se redujeron durante la política equivoda de la anterior administración», contestó Sánchez cuando se le preguntó por la decisión del líder de Podemos por activar las primarias al considerar que las elecciones están cerca.

Sánchez intenta desconcertar a sus adversarios jugando con el calendario. Primero anuncia que su vocación de agotar la legislatura se ve condicionada por la ausencia de Presupuestos y ayer replicaba a Iglesias asegurando que quedan «bastantes meses» para las elecciones. En su equipo aseguran que sólo el presidente sabe si tiene ya una fecha fija en mente, pero sí son unos pocos muy cercanos los que transmiten que un adelanto precipitado en marzo no es la idea principal.

Esta fecha se ha abierto como posibilidad en sectores gubernamentales, aunque no convence en muchos sectores del PSOE, sí en otros, porque se correría el riesgo de llegar a las autonómicas y municipales con un parlamento presumiblemente bloqueado. Tampoco hay consenso en el PSOE sobre la posibilidad de que las elecciones sean el 26 de mayo junto con europeas, municipales y autonómicas.

En el equipo cercano al presidente se insiste en que Sánchez “va a cumplir” con sus compromisos, tanto los que deben pasar por el Congreso de los Diputados para convalidar un real decreto ley, como los que son simplemente decisión del Ejecutivo. Salario mínimo, ley de dependencia, subsidios para desempleados de más de 52 años, revalorización de las pensiones, reformas en materia de violencia de género y modificación de aspectos de la reforma laboral y de la LOMCE. Sánchez quiere ir a las elecciones habiendo tomado posición sobre todas estas cuestiones.

Rechazan el desgaste

«Mientras el legislativo funcione el ejecutivo seguirá», se apunta desde el equipo del presidente donde se quita importancia al cambio de tono de Iglesias: «¿Seguro que no nos va a apoyar en esas cuestiones?», se preguntan confiados en la presidencia del Gobierno. Esto es, si el Congreso no se bloquea Sánchez intentará seguir adelante. Al margen del fiasco en la reforma de la ley de estabilidad en el Gobierno destacan que ganan «todas las votaciones» en el Congreso.

En Moncloa se rechaza que el Ejecutivo esté experimentando un fuerte desgaste y se apunta a que su posición es «la más sólida» del espectro político español frente a una oposición desestructurada: «La acción política la lidera el Gobierno».

Además, después de haber dado por perdido en los últimos días la posibilidad de presentar los Presupuestos personas muy cercanas al presidente dejan abierta la puerta a volver a intentar la aprobación de las cuentas públicas a partir de enero después de centrarse en los decretos más urgentes como salario mínimo o pensiones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!