Sánchez pide a Iglesias y a la derecha que le hagan presidente por «generosidad»

Aunque era una estrategia perfectamente definida a lo largo de las últimas semanas, ha sido hoy cuando por primera vez el presidente del Gobierno ha mencionado el inminente horizonte de repetición electoral como un escenario que solo puede evitarse con «generosidad» por parte del resto para apoyar su investidura.

A su llegada al pleno en el Congreso de los Diputados el presidente Sánchez, que no suele detenerse, ha querido lanzar su mensaje aunque ha entrado al hemiciclo sin que nadie pueda hacerle ninguna pregunta. Sánchez ha dicho que este fin de semana se ultimará el programa que presentará el próximo martes y con el que quiere recabar el apoyo de los grupos parlamentarios.

«Estoy esperanzado. Lo estoy porque la propuesta va a ser progresista, ambiciosa, reformista», ha dicho el presidente. Aunque esa esperanza es una posición algo ambigua, ya que la dirigencia socialista se encuentra muy cómoda con la posibilidad del adelanto electoral.

Sánchez ha dicho que a partir de la próxima semana se hablará con los distintos grupos. Ha pedido «responsabilidad, generosidad y altura de miras» al resto de formaciones y «anteponer los intereses de España a los intereses partidistas».

Sánchez presentará un programa y pedirá la adhesión del resto «para que no tengamos que vernos de nuevo abocados a convocar de nuevo elecciones». Pero Sánchez no lo está poniendo fácil. No acepta otra fórmula y, además, hoy ha despreciado la suma que con Podemos le puede dar la investidura en una nueva apelación a quienes «no quieren que la gobernabilidad de España dependa de fuerzas independentistas que lo que quieren es romper con el Estado español».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!