Sánchez intentará solventar los impagos de Cuba a empresas españolas

La falta de divisas y el derrumbe de Venezuela, socio tradicional, se ha convertido en un problema crucial para la modernización que persigue la economía cubana. Una situación que se ha traducido en impagos y que afecta también a las compañías españolas, en muchos casos de pequeño y mediano tamaño.

Una situación que afecta también de forma muy reciente a la Administración pública española: «Recientemente Cuba ha hecho un impago. En nuestro caso es pequeñito pero queremos ver que ha ocurrido», señalan desde el Gobierno. Se trata de dos impagos al ICO y CESCE por pocos millones de euros. «Pero en el momento en que se produce un impago no se pueden dar más créditos», plantean en el Gobierno.

Este es uno de los temas que Sánchez quería abordar con Díaz-Canel y que tratarán también ambas delegaciones. Una reunión que tenía lugar al cierre de esta edición Pero el Gobierno acude con buena predisposición porque la prioridad es mantener unas relaciones fluidas: «Cuba se está abriendo y nos interesa que nuestras empresas estén bien posicionadas», destacan desde el Gobierno. En esos encuentros políticos se va a entrar en materias muy concretas: «Hay proyectos emblemáticos que se van a perseguir. Algunas cosas podremos contarlas después y otras no. Queremos ser transparentes pero no lesionar nuestros intereses», se justifican en el Gobierno.

Se quiere encontrar una salida al problema de esos impagos porque la situación de la que se parte en estos momentos es muy saneada, después del esfuerzo del Gobierno de Mariano Rajoy. Algo que se reconoce en Moncloa: « Ya se ha hecho la mayor condonación de deuda», aseguran en el Gobierno. Y es que España cerró en noviembre de 2015 un acuerdo de reestructuración de deuda a corto plazo por un importe de 201 millones de euros, de los que se condonaron 118 millones y otros 40 millones de euros pasaron a integrar un Fondo de Contravalor de Deuda.

Posteriormente, en el marco del Club de París, España reestructuró 2.444 millones de euros de deuda a medio y largo plazo, de los que condonó 1.492 millones y se accedió a constituir un segundo Fondo de Contravalor por un importe de 375 millones de euros.

Es decir, en fechas muy recientes España ha perdonado a Cuba 1.610 millones de euros. Y ha creado un Fondo de Contravalor por importe de 415 millones de euros que están pensados para financiar parcialmente el gasto en moneda local de proyectos de inversión de interés hispano-cubano. Según datos del ICEX se han aprobado nueve proyectos a través de este mecanismo. Y el actual Gobierno no está satisfecho: «No está siendo todo lo ágil que querríamos».

Con el presidente del Gobierno han viajado 24 empresas españolas de diferente tamaño. Sánchez mantendrá un desayuno con ellos el viernes para «conocer sus inquietudes» y posteriormente participarán en un foro empresarial hispano-cubano al que se han inscrito más de 200 empresas.

Aunque no se van a cerrar acuerdos diplomáticos si se va a hablar mucho de materia energética, infraestructuras o transportes. Además de turismo, ya que de las 10 primeras cadenas hoteleras 9 son españolas. La voluntad del Gobierno es «avanzar en los intereses de nuestras empresas y entender qué proyectos tiene Cuba para intentar posicionarnos», plantean desde el Gobierno.

Desde el Ejecutivo se destaca la «gran tradición» que España mantiene en las relaciones comerciales y de inversión con Cuba, destacando que es «el país con más empresas mixtas y más sucursales» implantadas en el país caribeño.

El interés principal del Gobierno es resolver la cuestión de los impagos, porque las exportaciones españolas a Cuba han descendido desde el récord histórico de 964 millones euros en 2015. El pasado año cerró con unas exportaciones de 899 millones de euros, lo que supuso un descenso de un 1%. El ICEX apunta a la «consecuencia de la menor disponibilidad de divisas por parte de Cuba» como motivo para que desde finales de 2015 se estén produciendo «crecientes impagos a proveedores».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!