Sánchez avala la foto de Mendía con Otegui sin mencionar a Múgica

La foto de la líder del PSE, Idoia Mendía, con el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegui, compartiendo mesa y mantel en un reportaje en «El Diario Vasco» con la excusa de las fiestas navideñas, ha vuelto a poner de manifiesto cómo la relación con el independentismo tensiona al máximo las costuras del PSOE.

La imagen tuvo la consecuencia inmediata de la solicitud de darse de baja como militante socialista de José María Múgica, hijo de Fernando Múgica, dirigente socialista vasco asesinado por ETA en 1996. «A la vista de todos, la secretaria general del PSE cocinó con Otegui la cena de Nochebuena. No en mi nombre. Te ruego tramites mi baja del PSOE», rezaba la escueta misiva remitida al secretario de Organización de los socialistas en Guipúzcoa, Mikel Durán.

Ayer, el presidente Sánchez avaló la imagen de Mendía con Otegui y lo justificó, sin ninguna mención para José María Múgica: «Saben que en estas fechas, como en el preludio de las campañas, se suelen hacer fotografías de distintos grupos. No hay ningún elemento para la polémica». Desde el PSOE de Castilla-La Mancha se trasladó que la imagen era «un error» y marcaban distancias con el perfil de su líder: «No hay ningún español que crea que Emiliano García-Page se haría una foto parecida».

El presidente castellano-manchego es un habitual marcando perfil propio ante la política de Pedro Sánchez. Pero ayer también se pronunció en la misma línea el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, otrora crítico con Sánchez pero alineado con él desde 2017, que ayer fue contundente: «Yo no me hago una foto con Otegi en mi vida, vamos». Desde el PSOE andaluz todo está condicionado en estos momentos por su inminente y traumática salida de la Junta de Andalucía. Y no se quisieron hacer ayer muchas valoraciones al respecto, aunque el portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, dijo que Múgica «está en su derecho» de tomar esa decisión.

Pero el presidente del Gobierno evitó caminar por esa misma línea dando así su conformidad a un reportaje publicado el pasado 24 de diciembre en el que Idoia Mendía preparaba un menú navideño y brindaba en una sociedad gastronómica donostiarra en compañía de Arnaldo Otegui; el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; y el secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez.

PP y C’s piden explicaciones

José María Múgica, que fue testigo directo del asesinato de su padre de un disparo cuando paseaban por la calle San Martín de San Sebastián el 6 de febrero de 1996, indicó en declaraciones a la cadena COPE que tras la publicación de la foto «no hace falta más para entenderlo» ya que «hay fronteras que no se pueden cruzar. No en mi nombre, es tan sencillo como eso».

Múgica definió a Otegui como la «encarnación del terror» y defendió que «de ninguna manera se puede pasar página blanqueando el terrorismo porque es peligrosísimo para la sociedad», al tiempo que ha indicado que «no todas las ideas son legítimas y las que promueven el odio y el crimen deben ser combatidas siempre».

Ayer, el líder del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, desvelaba que había rechazado participar en ese reportaje. «Nunca he estado tan convencido de decir no a una invitación. Jamás pasaremos la Navidad con un terrorista», dijo Alonso.

El presidente del PP, Pablo Casado, exigió a Pedro Sánchez el cese de la secretaria general del PSE preguntándose «cómo es posible» que Mendía «se vaya a tomar vinos y un pavo de Navidad con un terrorista que, además, está ahora humillando a todas las víctimas». Después de que Sánchez no cuestionase dicho reportaje, también el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, atacó las posiciones del presidente del Gobierno: «Sánchez justifica la cena de la líder del PSOE vasco con Otegui. Qué vergüenza. España merece un presidente que defienda la dignidad de las víctimas y no trate de limpiar la imagen de terroristas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!