Salva Sevilla desvela lo que le dijo a Morata antes de que lo expulsaran

S. D.

El Atlético de Madrid ha anunciado que presentará un escrito de alegaciones por la expulsión por doble amarilla de Álvaro Morata en el partido de Liga contra el Mallorca, en el que los rojiblancos ganaron 0-2, según informó el conjunto madrileño. El delantero, que entró iniciada ya la segunda parte en el puesto de Diego Costa, recibió dos amarillas en poco más de un minuto al encararse primero con Xisco Campos y después con Salva Sevilla. El centrocampista del conjunto isleño ha reconocido este jueves a través de las redes sociales que llamó «niño de papá» al internacional español, pero ha negado que se metiera con su mujer e hijos, como se ha apuntado desde algunos medios.

Poco después de entrar en el campo, Morata se encaró con Xisco Campos tras recibir una entrada y el árbitro del partido, el canario Hernández Hernández, le mostró la amarilla. Instantes después, y para sorpresa de todos, el delantero del Atlético de Madrid se fue a por Salva Sevilla, con el que también se encaró con evidentes gestos de enfado. El futbolista rojiblanco no explicó públicamente el motivo de su enfado, estalló en la zoma mixta de Son Moix al ser preguntado por la segunda tarjeta y el incidente con el centrocampista: «Que diga qué ha dicho». En este sentido, varios medios han publicado que el Salva Sevilla se metió con la mujer y los hijos de Morata, algo que el balear ha desmentido a través de las redes sociales.

«En 35 años que tengo, lo que pasó en el campo siempre se quedó ahí. Si se habla fuera del campo, lo que no podemos es contar mentiras para justificar errores. Mis palabras fueron ‘eres un niño de papá’. Fue un error por mi parte y le pido disculpas. Lo que no voy a permitir es que digan que me metí con su mujer y sus hijos. A seguir en lo nuestro y centrados ya en el partido de Vitoria», ha escrito Salva Sevilla en las redes sociales.

A la espera de que se reúna el Comité de Competición y decida sobre la sanción que recibirá el delantero rojiblanco, que por esa doble amarilla podría perderse el derbi madrileño contra el Real Madrid del próximo sábado en el Wanda Metropolitano, el Atlético ha preparado un escrito de alegaciones sobre el suceso, que se convertirá en recurso cuando se conozca la sanción.

Según el acta redactada por el árbitro Hernández Hernández, el delantero fue amonestado en ambas ocasiones por «encararse a un rival sin llegar al insulto ni a la amenaza». En la salida del conjunto rojiblanco del estadio de Son Moix, algunos aficionados recriminaron la acción a Morata, que les respondió, visiblemente enfadado: «Si supierais lo que me ha dicho a mí Salva Sevilla, no hablaríais así». Y Salva Sevilla ha dado este jueves su explicación para, según ha dicho, zanjar el tema de una vez.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!