Rufián y Salvador vuelven al insulto y tildan a Borrell de «mentiroso» con «mala fe»

Un día después de que tuviera lugar en el Pleno del Congreso uno de los espectáculos más censurables de los últimos años, el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, y su compañero de grupo, Jordi Salvador, en el centro de los hechos, no solo no han hecho autocrítica alguna sino que se han reafirmado en la política de insultos y han cargado contra el titular de Exteriores, Josep Borrell, al que ambos atacaron ayer en el Pleno de palabra o gestos.

A su llegada a la Cámara Baja, Salvador ha cargado contra el ministro asegurando que actuó con «mala fe» al acusarle de haberle escupido al abandonar el Pleno asegurando que solo hizo un gesto de «buff» pero no lanzó ninguna salivada. Además, ha subrayado que ningún miembro de su grupo hizo nada reprochable y que todo lo visto ayer es solo hacer «política»

En la misma línea, Rufián, a través de Twitter, ha publicado una imagen de Borrell acompañada del siguiente mensaje «Hacia hooligans, mentirosos, ningún respeto, ningún perdón».

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, abordará lo sucedido en el Pleno durante la próxima reunión de la Mesa del Congreso, un órgano de la que forman parte los cuatro grandes partidos: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. Según fuentes parlamentarias, si las cámaras hubieran recogido la presunta salivada de Salvador o existiera alguna otra prueba podría estudiarse la posibilidad de sancionar al diputado de ERC. Pero al negarlo él y no haberlo recogido las cámaras, las mismas fuentes apuntan a que será muy difícil que se le imponga ninguna sanción. En cuanto a Rufián, la sanción fue la propia expulsión del Pleno, la primera en doce años, y hoy ya podrá volver con normalidad al hemiciclo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!