Roma no paga traidores

En Espa√Īa hay unos 45.000 jud√≠os que en buena parte son ciudadanos espa√Īoles. Para esa comunidad, el d√≠a m√°s sagrado del a√Īo es la fiesta del Yom Kipur, el d√≠a de la expiaci√≥n, el perd√≥n y del arrepentimiento. En esa celebraci√≥n el rezo comienza con una plegaria por el Rey de Espa√Īa y por que su Gobierno tenga sabidur√≠a. Despu√©s, esos jud√≠os rezan por el presidente del Estado de Israel y su Gobierno. Cualquiera puede entender que no hay nada de incompatible en que recen por su pa√≠s y por el √ļnico Estado jud√≠o que hay en el mundo. Esta semana ha quedado claro que las plegarias de la comunidad jud√≠a no han sido escuchadas por el Alt√≠simo. El ministro Borrell anunci√≥ su disposici√≥n a hacer al pr√≥jimo lo que jam√°s admitir√≠as que el pr√≥jimo te hiciese a ti. Un ataque en toda regla.

Israel es un aliado fiable de Espa√Īa. Son incontables las colaboraciones que ambos pa√≠ses han mantenido a lo largo de d√©cadas en materias de seguridad: desde la Polic√≠a y la Guardia Civil llueven los ejemplos de colaboraciones exitosas con Israel. Lo que es especialmente relevante cuando Espa√Īa es un objetivo prioritario del terrorismo yihadista ‚Äďdel que cr√©anme, los servicios israel√≠es saben bastante. Y ¬Ņqu√© le damos nosotros a cambio a Israel en su lucha contra los terroristas de Hamas y otras organizaciones criminales de Gaza y Cisjordania? Nosotros le damos la espalda. Y ahora vamos a avalar a ese ¬ęEstado¬Ľ dividido en dos Gobiernos aunque la Uni√≥n Europea no lo haga. El paso de Borrell por Exteriores est√° sirviendo para que lave su pasado. Ya no muestra ni de lejos el mismo entusiasmo en su confrontaci√≥n con los secesionistas catalanes. Y ahora tambi√©n empieza a mostrar que su europe√≠smo de anta√Īo se ha diluido hoga√Īo. No paramos de mejorar.

Catalu√Īa siempre intent√≥ atraerse el apoyo de Israel y de la causa sionista. Las juventudes de Convergencia eran enviadas en las d√©cada de 1990 a kibutz israel√≠es para entender la lucha del pueblo jud√≠o por conseguir sacar adelante el Estado de Israel. Esa relaci√≥n dio frutos como se pudo comprobar el 18 de enero de 2012, d√≠a en que la Federaci√≥n de Comunidades Jud√≠as de Espa√Īa dio el premio Samuel Hadas a 18 personalidades espa√Īolas. De ellas cuatro eran catalanas: Jordi Pujol, Joan B. Culla, Pilar Rahola y Villen√ß Villatoro. Y en nombre de todas las asociaciones de amistad Espa√Īa-Israel intervino la Associaci√≥ de Relacions Culturals Catalunya-Israel. El peso de Catalu√Īa ante Israel es evidente. Pero a Israel Catalu√Īa le importa bien poco y no tiene ninguna agenda al respecto. Los secesionistas han puesto toda la carne en el asador por lograr alg√ļn tipo de reconocimiento, aunque s√≥lo fuera una visita de un ministro israel√≠. Absolutamente nada han obtenido.

Un gran empresario jud√≠o y espa√Īol tuvo un papel muy relevante a la hora de lograr el 6 de noviembre de 2017 que el presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin, hiciera en la cena de gala del Palacio Real, durante la visita de Estado, una apuesta inequ√≠voca por la unidad de Espa√Īa. Cuando muri√≥ Sim√≥n Peres, el reci√©n proclamado Rey de Espa√Īa, Felipe VI, fue sentado en los funerales por delante de personalidades como el presidente de los Estados Unidos o la canciller alemana y todos los dem√°s que acudieron. Y ahora, el Gobierno S√°nchez ha tenido la brillante idea de reconocer el Estado Palestino. Ya comprendo que un plagiario doctoral no debe de saber que Roma no paga traidores.

Ramón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!