Robles dice ahora que «retirar» al Ejército de Cataluña es «absurdo»

La ministra de Defensa, Margarita Robles, insistió ayer en que el Ejército estará presente en el Salón de la Enseñanza de Barcelona y dio una vuelta de tuerca más al arte de la rectificación. Todo empezó el pasado domingo, cuando ABC publicó que Defensa había renunciado a la presencia allí de los militares, que en años anteriores fueron criticados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Al trascender la información, la ministra rectificó por primera vez y anunció que sí acudirían.

Ayer, en una entrevista en la Cadena Cope, la ministra no sólo rectificó sino que aseguró que el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez es «acercar al máximo las Fuerzas Armadas a la ciudadanía». Es más, tildó de injustas las críticas contra su decisión inicial.«Es un poco absurdo que alguien piense que queremos retirar el Ejército de algún sitio», reprochó la ministra, quien dice admitir la crítica, pero que no comparte la idea de que esta polémica haya pretendido «humillar al Ejército».

«Es un tema absolutamente menor», se manifestó Robles, quien tachó de «absurdo» que alguien pueda pensar que «el Gobierno quiere retirar el Ejército de Cataluña». «Cataluña es España y el Ejército va a estar en España», zanjó Robles.

Apaciguar

Como se recordará, PP y Ciudadanos valoraron como «lamentable» e «inaceptable» la decisión del Ministerio de Defensa de impedir que las Fuerzas Armadas participen en el próximo Salón de la Enseñanza de Barcelona (20-24 de marzo), así como el del Espacio del Estudiante de Valls (Tarragona), que se celebrará la semana anterior. Andrea Levy, diputada autonómica y vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, señaló a ABC que lo que tiene que hacer el ministerio que dirige Margarita Robles es todo lo contrario a «esta estrategia de apaciguamiento en relación al nacionalismo» y recomendó al mismo departamento que «recupere espacio en Cataluña».

Asimismo, fuentes militares consultadas por ABC, bajo condición del anonimato, reprobaron la decisión de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza (Digerem) «aunque se acata con decepción y tristeza». Según indicaron, a su juicio, en los últimos años «se había hecho un gran trabajo con las jornadas de puertas abiertas de los cuarteles y explicación de la oferta laboral de las Fuerzas Armadas en Cataluña, una región donde más allá del momento político recibimos un gran cariño de una parte de la sociedad. Hay que estar ahí».

En lugar de la participación en el Salón de la Enseñanza de Barcelona, el Ministerio de Defensa preparaba una conferencia sobre la contribución de las Fuerzas Armadas al desarrollo de la investigación científica. Robles anunció su rectificación el lunes en Bruselas y el primero en celebrarlo fue su compañero en el Consejo de Ministros y titular de Exteriores, Josep Borrell, quien se felicitó por la presencia de las Fuerzas Armadas en Barcelona. Borrell, la voz más crítica en La Moncloa con el separatismo catalán, recalcó el «altísimo grado de preparación profesional» del Ejército español y su «extraordinario nivel intelectual y técnico».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!